Radar

Don Chelo y Puente Grande, la historia se repite

Jaime Barrera Rodríguez

Miguel Ángel Azueta Ontiveros, alias El Mike, sobrino de Manuel Salcido Azueta, El Cochiloco, fundador del cártel de Guadalajara, disfrutaba de una velada con su acompañante María de Jesús Hernández Regin en el área de visitas íntimas del Reclusorio Preventivo de Puente Grande, donde en teoría ninguna mujer puede permanecer fuera del horario o pasar la noche en el lugar. Pero para este reo nada estaba prohibido. Era el amo y señor de ese penal estatal. El jefe en turno del autogobierno delincuencial que ha reinado por años en esa prisión. Era la madrugada del 6 de mayo del 2010. Algo se le movió a El Mike que rompió la protección que le brindaban autoridades carcelarias y custodios. Aún no amanecía cuando irrumpieron al penal efectivos militares y le arruinaron el momento romántico. Lo sorprendieron con bebidas, drogas, armas largas y cortas, computadoras y celulares. Pese al descubrimiento in fraganti de estos privilegios ilegales, la juez Claudia Mavel Curiel López, no incrementó su pena, porque consideró que no había forma de probar que lo decomisado por el Ejército efectivamente era de El Mike, aunque para todos era sabido que era el que regenteaba el muy próspero y multimillonario negocio de los penales, del que muchas autoridades y cómplices se benefician. Este operativo, sin embargo, calentó el penal. Hizo visible a la cabeza del autogobierno, lo que no convenía a los socios. Eso aceleró la liberación de El Mike en mayo de 2010. A unas semanas del cambio de gobierno en Jalisco, Azueta Ontiveros fue asesinado la tarde del 15 de enero de 2013, cuando conducía en calles de la Colonia San Carlos de Guadalajara. Nunca se supo en qué quedaron las indagatorias ni las sanciones a las autoridades carcelarias que cedieron a un grupo de presos el control de la cárcel. Liberado El Mike en 2010, quien asume el liderazgo del autogobierno en el Reclusorio Preventivo es José Luis Gutiérrez Valencia, mejor conocido como el Ojo de Vidrio o Don Chelo, suegro de El Menchito, y consuegro de El Mencho, Nemesio Oseguera, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, quien fue encarcelado el año que salió su antecesor al frente del autogobierno. El poder absoluto que ejerció, bajo la indispensable complicidad de las autoridades carcelarias y estatales, quedó exhibido con una nitidez inmejorable en un video que Grupo MILENIO reveló en mayo pasado cuando Don Chelo festejó su cumpleaños en 2013, cuando iniciaba el actual sexenio y la responsable de los reclusorios era la recién promovida a Fiscal Central, Marisela Gómez Cobos. En las imágenes se ve a Don Chelo bebiendo whisky con decenas de invitados, incluidos los integrantes del grupo Los Buchones de Culiacán, que amenizaron la tarde y lanzaban frases como "arriba Don Chelo", "arriba la delincuencia". El Ojo de Vidrio cayó abatido la madrugada del lunes en un enfrentamiento con Marinos en un lujoso rancho cercano a la cárcel que controló más de siete años, y de la que había salido hace apenas nueve días. La historia se repitió. Y lo mismo pasará dentro del Reclusorio Preventivo, porque no hay ningún indicio de que se quiera poner fin a este autogobierno delincuencial impune.

jaime.barrera@milenio.com
twitter: @jbarrera4

OPINIONES MÁS VISTAS