Balurdo

Colectividades en movimiento

Jesús Cruz Flores

La sobrevivencia de los proyectos culturales-artísticos, además de la convicción de crear y recrear, tiene relación con la capacidad de organización gestión de los miembros de un colectivo. Esto es palpable en eventos como los mencionados en la columna anterior. Organizar y gestionar son dos procesos que conjugan en paralelo, eso lo saben muy bien quienes durante un lapso de diez años han construido una propuesta, independiente, que parte de la colaboración y convergencia con otras colectividades y que han sabido concretar en un festival que trabaja con fines de reforzar las identidades culturales y con una base en la educación para un público adolescente. El festival plantea propuestas para la formación en el oficio de la escena y de formadores para la escena. Esa es la historia, ya cotidiana, del colectivo “Vamos que venimos” con sede en Buenos Aires Argentina pero con un trabajo colaborativo entre pares de otras regiones y países.

La conexión de una colectividad con otras colectividades es un mecanismo que faculta que las distintas propuestas sean coincidentes e incidentes en un desarrollo escénico dentro del esquema “ganar, ganar”. En el caso del colectivo en cuestión es trabajo de académicos, directores de escena y actores, en el cual se toman las decisiones bajo la tónica del consenso en un comité que es integrado por Cecilia Ruiz, Fede Flotta, María Eugenia Fittipaldi, Daniela Lovadina, Leila Schmuckler, Fedérico Tombetti, Marisol Sousa, Carolina Díaz, Sofia Cuarterolo, Joaquín Sesma y Milagros Huguet. Esta historia y forma de organización es clave para el poder hacer en el medio de un panorama de apariencia adverso. Este esquema con sus bemoles también ha sido implementado en México, prueba de ello es el Festival Internacional de Danza Contemporánea Onésimo González que celebra su XXI emisión. El Festival es posible porque los grupos de danza del estado se organizaron y conjuntaron para continuar con el trabajo de Onésimo y lograron lo que hoy se puede disfrutar en diversos espacios de la ciudad de Guadalajara.

Las colectividades en movimiento e intercambio. Un fiesta de la danza que ya disfrutamos desde este 6 de octubre y que concluye el 18 de Octubre de este 2018, que las colectividades salven a las colectividades del polvo del olvido.

OPINIONES MÁS VISTAS