Balurdo

Una noticia fúnebre desde El Imperio

Jesús Cruz Flores

Me parece mentira que hayan pasado tantos años y que hayan llegado y se hayan ido todos esos días que parecía que nunca iban a llegar. Porque, ¿sabes otra cosa? Todos los días llegan alguna vez, aunque no lo creas y aunque no lo quieras, y por más lejanos que parezcan.(…) Y cuando llega el último día, el día de tu muerte, todos los días de tu vida se vuelven uno solo. Y resulta entonces que tú, que todos, hemos estado muertos desde siempre.”

Lo anterior es un texto del libro Noticias del Imperio de Fernando del Paso. Mismo que deja un vacío entre las letras nacionales y del estado de Jalisco.

Fallecido el miércoles, el maestro Del Paso nos deja el recuerdo de sus pasos por la Biblioteca Iberoamericana. Hace años compartimos un espacio y algunos momentos de observación y lectura. Con Fernando del Paso se compartió la magia de las ideas con pocas palabras. De esos años hasta los actuales para mí fue recurrente el verlo entre ruedas de prensa y eventos literarios. No puedo decir que más allá de alguna pregunta ocasional o un saludo tuve charla con él. Pero sin duda su partida es motivo de tristeza. Nos habituamos a verlo y escuchar con atención sus palabras.

De las pocas veces que intercambié palabra fue en el año 2011 cuando, el entonces presidente municipal de Guadalajara, y hoy gobernador del Estado de Jalisco Aristóteles Sandoval y Dante Medina presentaron el libro Poemas al Padre y a la Madre, un compendio de poesía editado por el ayuntamiento de Guadalajara.

Entre los 150 escritores del libro se encuentran Fernando del Paso, Jorge Souza, Raúl Bañuelos, : Luz Balam, Lissi Turrá, Miguel Reinoso, Yolanda Ramírez Michel, Marco Antonio Gabriel, Françoise Roy`, Zelene Bueno, Jorge Orendáin Luis Armenta Malpica, Pancho Madrigal, Roberto Fernández Retamar, Hugo Gutiérrez Vega, Manuel Gahete Jurado, y Juan Gelman. Esa antología en la que aparecen algunos textos de Fernando del paso nos queda como una herencia para la posteridad.

“Por favor toma mis excrecencias lingüísticas / y mis exuberancias prosopopéyicas, / tómalas, bébelas , / y envuélvelas de nuevo y de viejo en esos tus suntuosos,/ untuosos líquidos propiciatorios,/ que digo toda la vida: consérvalos toda la muerte” Descanse en paz el maestro Fernando del Paso.

OPINIONES MÁS VISTAS