En privado

AMLO ante crimen organizado y fuerzas armadas

Joaquín López-Dóriga


Sí, vengo del ayer, pero mi información es de mañana.
Florestán

Le contaba aquí que, en Tercer Grado del miércoles, el doctor Leopoldo Gómez puso en la mesa la relación del presidente Andrés Manuel López Obrador con los centros de poder, y que yo apunté, en mi turno, el económico, el político, el eclesiástico, el sindical y Donald Trump, a lo que Denise Maerker añadió el del crimen organizado, poder fáctico y Leo Zuckerman el del Ejército, poder institucional, que se me habían pasado.

Respecto a la delincuencia organizada debo decir que es una guerra que hemos perdido porque está por encima de fronteras, instituciones, cambios de gobiernos y de la ley, que solo se rige por la violencia, el dinero, el poder y la corrupción en todos los sectores.

Ante esta insoportable realidad, López Obrador ha operado en dos ejes: uno, que no irá sobre los jefes de los cárteles, a diferencia del anterior gobierno en el que se hizo una relación de objetivos prioritarios a capturar, que quiere que las madres buenas hablen con sus hijos malos para que dejen ese camino y la creación de la Guardia Nacional con más mando militar, en lo operativo, que civil, en lo administrativo.

En cuanto a su relación con las fuerzas armadas, marcadamente el Ejército, para él ha sido un descubrimiento su institucionalidad y organización, a pesar de haberlas denostado como opositor, cuando las descalificó, acusó de represoras y que con él volverían a los cuarteles, lo que luego negó pero las benditas redes lo ratificaron.

López Obrador quedó encantado con el Ejército, donde las órdenes no se discuten, se acatan, y lo ha convertido en su brazo operador: desde constructor de aeropuertos y centros habitacionales hasta su rol fundamental en el combate a la inseguridad y violencia, a través de la Guardia Nacional, pasando por su operación en todo tipo de conflictos, incluida la operación de las nuevas pipas de Pemex.

Nadie pudo pensar que aquel López Obrador hiciera, como Presidente, de las fuerzas armadas su eje de gobierno.

Pero sin ellas, este país no funciona, lo que descubrió después del 1 de julio.

RETALES

1. RIESGO. El tema de las huelgas que se inició en Matamoros se extiende ya a Reynosa y a Ciudad Victoria. Si se sigue ignorando contagiará la frontera norte, lo que parece no verse desde la Secretaría del Trabajo;

2. HOUSTON. Una buena decisión ha sido la designación de Carmelina Esquer al frente de PPI de Houston, que tendrá un papel central en el funcionamiento de Pemex y que tiene toda la confianza del mismísimo López Obrador; y

3. VOTOS. Hasta anoche, el gobierno no tenía en el Senado la mayoría calificada para la aprobación de la Guardia Nacional. Los votos en contra ya adelantados del PAN, MC y parte del PRD hacen indispensables los del PRI, cuya fracción, coordinada por Miguel Ángel Osorio Chong, mantiene su rechazo. Veremos el jueves.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
twitter: @lopezdoriga
web: lopezdoriga.com

OPINIONES MÁS VISTAS