En privado

López Obrador ya tiene el control de la Cámara de Diputados

Joaquín López-Dóriga


Cambian ingenuidad por ambigüedad.
Florestán



El martes se registró un hecho que da un peso y fuerza al presidente Andrés Manuel López Obrador que no tenía el 1 de diciembre y que pasó desapercibido entre la atiborrada agenda, en este momento dominada por la aprobación de la Guardia Nacional en sus términos, lo que veremos hoy en el Senado donde Morena carece de la mayoría calificada para sacarla y solo los votos del PRI se la pueden dar.

Me refiero a eso, a la mayoría calificada para aprobar las reformas constitucionales de la cuarta transformación que el partido en el gobierno no tenía hasta que Mario Delgado desfondó la escuálida bancada del PRD al hacer que la mayoría de sus integrantes, 10, se autodeclararan independientes y entregaran a los brazos de Morena que tiene 258 diputados, más los 29 del PES, los 28 del PT y los 11 del Verde, que suman 326 votos, 8 por debajo de los 334 de la mayoría calificada.

En estas condiciones, con los 10 del PRD ya supera el mínimo de los 334 y le sobran, como se vio en la reforma al artículo 19 constitucional que amplía el catálogo de delitos de prisión preventiva oficiosa aprobada por 377 votos, Morena, PES, PT, Verde, los 10 que salieron del PRD, más 35 votos a favor del PAN, 13 de MC y 7 del PRI.

Esta nueva realidad en la Cámara de Diputados abre al Presidente la puerta legislativa para las reformas constitucionales que quiera, entre ellas, la consulta popular, anual y con menos requisitos, con la que, entre otras cosas, propondrá si se somete o no a juicio a sus cinco antecesores, como dijo ayer.

Claro, quedaría la aduana del Senado.

Pero hoy, cuando voten la Guardia Nacional, veremos de qué está hecha la oposición del PRI en esa Cámara en este sexenio porque San Lázaro será oficialía de partes.

RETALES

1. JUICIOS. López Obrador dijo ayer que, de juzgar a sus antecesores, a Carlos Salinas sería por la entrega de empresas públicas; a Ernesto Zedillo por el Fobaproa; a Vicente Fox por traidor a la democracia; a Felipe Calderón por hacer del país un cementerio y a Enrique Peña Nieto por corrupción. Sí, dijo que haría falta una reforma constitucional, pero ya tiene la mayoría;

2. PENDIENTE. En San Lázaro siguen sin corregir el error de transcripción que cepilló la autonomía universitaria de la reforma educativa que aprobarán este mes. Mario Delgado me garantizó que lo corregirán, y no lo dudo. A menos que quieran soltar al tigre, digo, al puma; y

3. PUEBLA. El domingo se cumplen dos meses de la muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso, su marido, el senador Rafael Moreno Valle, y tres personas más. Hoy ante las elecciones del 2 de junio, el PAN está dividido, el PRI no existe y Morena se debate entre Miguel Barbosa, que apoya Yeidckol Polevnsky, y el senador Alejandro Armenta que respaldan sus 55 pares. Puebla la gana Morena, pero, ojo, también solo Morena la puede perder.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
@lopezdoriga
lopezdoriga.com

OPINIONES MÁS VISTAS