En privado

Toledo: revelaciones y cese

Joaquín López-Dóriga


Tienen que resolver a quién responden:
al jefe, al proyecto o al equipo
Florestán

No sé en qué condiciones anímicas estaba el secretario de Medio Ambiente, Víctor Manuel Toledo, cuando desnudó desde dentro y ante el mundo lo que llamó la realidad que se vive dentro del gobierno de la 4T, lo que lo llevará a dejar el cargo.

Toledo participó en el Seminario Internacional de Agroecosistemas y sin venir a cuenta, se soltó:

Yo quisiera compartirles a ustedes lo que yo he vivido y he observado en estos 10 meses, porque efectivamente la 4T como tal, como un conjunto claro y acabado de objetivos, no existe, no existe. Por el contrario, este gobierno de la 4T está lleno de contradicciones y éstas se expresan concretamente en luchas de poder al interior del gabinete que yo lo he notado en varias líneas.

Y se lanzó, primero, contra el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, contra el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, de quien dijo que ha adquirido enorme centrabilidad y poder dentro del gobierno dado por el Presidente. Reveló que lo reunió con German Larrea, para que fuera más accesible con el Grupo México. Luego añadió:

No vamos a poder transitar a la agroecología de manera libre, porque el Presidente y la Secretaría de Agricultura y el jefe de Presidencia están en contra de todo esto, están en contra incluso, hay que decirlo, están en contra del programa de Sembrando Vida, como lo han expresado, dijo a los participantes.

Dio a conocer una reunión de gabinete convocada por el Presidente para impulsar un proyecto de ganadería de una compañía americana que quería comprar o rentar miles de hectáreas ejidales en Campeche, en Tabasco, lo que afortunadamente se impidió, aclaró.

Enseguida exhibió a Gobernación, que apoyaba la planta cervecera de Mexicali, y al subsecretario, Ricardo Peralta; denunció a la secretaría de Economía por impulsar la minería y de Rocío Nalhe dijo que tenía diferencias con ella.

A lo que quiero llegar, remató Toledo, es que estamos haciendo un esfuerzo en Semarnat, pero no estamos en un gobierno totalmente del lado nuestro. Adentro hay contradicciones muy fuertes y yo la verdad es que veo muy difícil. No debemos de idealizar la 4T. Este gobierno es un gobierno de contradicción brutal y toda nuestra visión, que aquí la compartimos, para todos nosotros, no está para nada en el resto del gabinete, y me temo que tampoco está en la cabeza del Presidente, entonces hay que decirlo.

Tras estas declaraciones en un seminario internacional, a Toledo solo le queda irse, pues no podría trabajar en un gobierno al que descalificó de ese modo, al Presidente incluido, o a éste cesarlo, pero dejará el cargo.

De eso debió haber hablado López Obrador ayer, cuando le llamó desde Culiacán, de su salida de la Semarnat.

Toledo llegó a ese cargo el 27 de junio del año pasado, a la renuncia de Josefa González Blanco.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
@lopezdoriga
lopezdoriga.com

OPINIONES MÁS VISTAS