Cosmovisión

Tres valiosos mensajes...

Jorge Reynoso M.

Diez sugerencias.
1.- No deje para mañana lo que pueda hacer hoy. 2.- No gaste dinero antes de haberlo ganado. 3.- No compre nada inútil con el pretexto que es barato. 4.- No sienta nunca haber comido poco, más vale levantarse de la mesa con apetito que harto de comer.
5.- El trabajo hecho con gusto no cansa jamás. 6.- No pida ayuda para lo que pueda hacer solo. 7.- La vanidad y el orgullo salen siempre más caros que el hambre y la sed. 8.- Las cosas hay que empezarlas siempre por el principio.
9.- Evite las preocupaciones y penas que sólo están en su imaginación y que no han acontecido todavía. 10.- Cuente hasta diez antes de hablar cuando esté enojado y disgustado, y hasta cien, antes de hablar cuando esté encolerizado. Tomás Jefferson
Sabiduría Oriental.
Jamás desespere en medio de las más sombrías aflicciones de su vida, pues de las nubes aún más negras, cae agua limpia y fecundante.
Si quiere conocer el pasado, mire el presente que es su resultado; si quiere conocer el futuro, mire el presente, que es su causa.
Un libro abierto es un cerebro que habla, cerrado es un amigo que espera, olvidado es un alma que perdona, destruido es un corazón que llora.
Si se sienta en el camino, póngase enfrente de lo que aún ha de andar y de espalda a lo que ya ha andado.
Los que se aferran a la vida mueren, los que desafían a la muerte sobreviven. Autor anónimo.
La vida
La vida es una oportunidad, aprovéchela. La vida es belleza, admírela. La vida es beatitud, saboréela. La vida es un sueño, hágalo realidad. La vida es un reto, afróntelo. La vida es un juego, juéguelo. La vida es preciosa, cuídela. La vida es riqueza, consérvela. La vida es un misterio, descúbralo.
La vida es promesa, cúmplala. La vida es amor, gócela. La vida es tristeza, supérela. La vida es un himno, cántelo. La vida es una tragedia, domínela. La vida es aventura, vívala. La vida es felicidad, merézcala. La vida es vida, defiéndala. Madre Teresa de Calcuta.
Amigo lector, viva cada día con la satisfacción del deber cumplido. Haga que los recuerdos de su vida, de su obra y de sus actos continúen vigentes en quienes lo conocieron... hoy y para siempre. TRASCIENDA. Usted ¿qué opina?

OPINIONES MÁS VISTAS