Radio Pasillo

La frontera de Tijuana

José Juan Vázquez

Tan de moda el tema por el famoso muro que desea construir Donald Trump, que en tierras laguneras ese muro está representado entre la afición de Santos Laguna y el entrenador Salvador Reyes. 


Si el técnico albiverde quiere evitar que la separación sea definitiva con los seguidores, entonces la victoria es necesaria sobre Xolos. 


En la semana hubo dos temas que dominaron la sala de prensa, sobre todo cuando habló Julio Furch: consistencia y generación de fútbol ofensivo. 

 
En lo primero estoy de acuerdo, el desempeño del equipo santista ha sido inconsistente en los primeros cinco partidos. Lo más cercano ha tener un rendimiento parejo fueron los juegos frente a Monarcas y Chivas, el resto, de visita, son lapsos de dominio y ser dominado. 


En el asunto de fabricar más llegada de gol no creo que sea el problema. 

En el cotejo frente a Lobos BUAP tuvieron cuatro y no anotaron; frente a Monarcas tuvieron cinco más, adicionales al gol; frente a Puebla tuvieron cuatro opciones además de la anotación, incluido el penal que falló Furch; con Chivas el portero Raúl Gudiño y los postes evitaron tres anotaciones más y con Tigres dos atajadas de Nahuel Guzmán evitaron goles. 


Estoy de acuerdo con lo que señaló Furch acerca de que se debe generar más opciones por las bandas, el problema es que no hay un solo jugador ofensivo en nivel decente para surtir de balones a los delanteros. 


Brayan Garnica, Brian Lozano, Ayrton Preciado, Marlos Moreno y Carlos Orrantia tienen rato que están bajos de nivel. Por más difícil que parezca, el futbolista que mejor ha centrado en lo que va del torneo es José Abella. 


Y aunque pusieran a Diego Valdés como volante ofensivo, el ataque se centralizaría porque el juego del chileno parte del centro del campo. 


Los movimientos en la alineación titular para enfrentar a Xolos empezarán por el obligado cambio de Hugo Isaac Rodriguez por Matheus Dória por la sanción del brasileño; pero también es tiempo de sentar a Jesús Angulo quien ha tenido serios problemas en la marca desde el juego ante Chivas. 


Garnica tampoco nos ha mostrado mucho, pero los que están detrás de él tampoco aportan demasiado: Preciado, Orrantia, Moreno o poner a Lozano por derecha no son soluciones al problema ofensivo por esa banda. 


Con todas estas vicisitudes, ganar el próximo domingo es fundamental para no meter presión a la olla de vapor que tiene en las manos Salvador Reyes. 

OPINIONES MÁS VISTAS