Las posibilidades del odio

César Aira, 50 y 70

Juan Carlos Hidalgo

“Uno se da cuenta de que no tiene veinte años, de pronto advierte que ya no es joven… y mientras tanto el mundo cambió; mientras uno estaba pensando en otra cosa”. Apenas una frase contenida en Cumpleaños, un libro híbrido del extraordinario y excéntrico escritor argentino; en él entreveró, con entera naturalidad, ensayo y novela, y con ello celebraba su llegada a las cinco décadas. De eso ya tiene un rato, pues el pasado 23 de febrero llegó a los 70 años y le organizaron un Festival en un centro cultural de Buenos Aires al que no pensaba asistir en persona –así es él-. Cumpleaños fue terminado el 18 de julio de 1999 y un par de años después comenzó a circular, pero en México no fue asequible hasta hace muy poco; a partir de que Literatura Random House iniciará, con la publicación de El Santo en 2015, la Biblioteca César Aira.

Me interesa sumarme a la fiesta airesca regresando a un libro lleno de sus percepciones acerca de dos de sus temas fundamentales: la escritura y la muerte. Se conoce lo salvajemente prolífico que es el nativo de Coronel Pringles, por lo que no vacila en apuntar acerca del oficio: “De lo que se escribió un día hay que reivindicarse al siguiente, no volviendo atrás a corregir (es inútil) sino avanzando, dándole sentido a lo que no lo tenía a fuerza de avanzar”.

En una nota para El cultural, el periodista Diego Doncel señala, a propósito de un libro que le parece hecho de nada, que es: “sabio en sus inexactitudes, vigoroso en su levedad y hasta dotado de un fino humor en su seriedad”. Cumpleaños –como toda la bibliografía de este raro genial- es lectura obligada. A cualquier edad lectora encontraremos ideas sorprendentes para capotear a ese animal embravecido que lleva por nombre, simplemente, vida.


circozonico@hotmail.com

OPINIONES MÁS VISTAS