Dato duro

AMLO, el candidato a vencer en 2019

Juan Carlos López Aceves

Corrigiendo la acefalia presidencial diagnosticada por la mayoría de los votantes al sexenio de Peña Nieto, el Presidente López Obrador mantiene una presencia mediática cotidiana, así como el contacto y cercanía con las masas durante sus giras de fin de semana, consolidando la popularidad y elevada calificación de su mandato, alimentada por los beneficios que fluirán de los programas sociales de su gobierno a los bolsillos de la gente.
Prolonga la luna de miel de la elección presidencial que ganó de calle, salvo en Guanajuato, y la percepción es que todos los días recluta nuevos electores a su ejército, manteniendo superavitaria la balanza personal.
Literalmente se apropia de todo el espectro público, y los vacíos de poder que le dejaron los conquista y coloniza para asentar su proyecto político.
Como pinta el panorama, el Presidente López Obrador es el candidato que el PRI y el PAN deberán vencer en las elecciones de 2019, en Puebla, Aguascalientes, Quintana Roo, Durango, Tamaulipas y Baja California.
El poder de convocatoria que mantiene intacto el Presidente López Obrador es la variable exógena más importante a tomar en cuenta por los Generales de los Cuartos de Guerra, en el diseño de las campañas locales.
Dentro de las prioridades de la estrategia electoral que se trace en los cuarteles opositores a Morena, una será decisiva para la batalla por el voto que viene en camino: descifrar, encapsular y vencer el efecto AMLO.
Si para el PAN y el PRI López Obrador será el candidato a vencer, para Morena y sus candidatos Andrés Manuel será su mejor aliado.
Así sucedió en 2018 cuando el músculo de López Obrador tuvo la potencia para convertir en diputados federales y senadores a candidatos sorprendidos por su triunfo en una elección que no esperaban ganar.
Jure usted que los efectos de la dinámica presidencial de López Obrador estarán en las boletas arropando a los candidatos de Morena y compitiendo nuevamente con el poder de los gobiernos locales.
Tamaulipas no será la excepción a la regla: desde la Presidencia, López Obrador es el candidato a vencer en los 22 distritos electorales.
Una luna de miel compartida.

OPINIONES MÁS VISTAS