Dato duro

¿Corrupción galopante?

Juan Carlos López Aceves

Calderón venció a López Obrador en 2006 por el voto de los electores a quienes les preocupaba la inseguridad. Peña Nieto le ganó en 2012, con el apoyo de los votantes molestos por el desempeño de la economía y angustiados por el saldo del combate al crimen organizado.
Pero en las tres elecciones presidenciales en que Andrés Manuel López Obrador ha participado, el voto en contra de la corrupción y de la impunidad lo cosechó y fue definitorio para la alternancia de 2018, señalan las fotografías tomadas por las encuestas de salida de Mitofsky.
Hallazgo ratificado el pasado 29 de enero en la ciudad de Berlín, en donde tiene su sede esta prestigiada organización no gubernamental dirigida por la argentina Patricia Moreira, cuando Transparencia Internacional ventiló los resultados en 180 países, del Índice de Percepción de la Corrupción 2018.
México camina como los cangrejos a la vista de los mexicanos: retrocede en su calificación, transita de reversa en el ranking mundial y cae hasta el sótano en la región de América Latina.
Retrocedimos 32 lugares durante el sexenio de Peña Nieto, pues al inicio de su mandato México ocupó el lugar 106 y lo entregó en el 138, disminuyendo de 3.4 a 2.8 su calificación en la escala de diez.
Además México ocupó el sitio 28 entre los 32 países latinoamericanos, solo por arriba de Guatemala, Nicaragua, Haití y Venezuela.
Inevitable reconocer el enorme esfuerzo institucional y legal realizado durante la última década por el Estado Mexicano, en materia de transparencia, disciplina financiera, contabilidad gubernamental y combate a la corrupción.
Como inevitable decir que el Sistema Nacional Anticorrupción funciona manco y cojo desde abril de 2017 en que nació.
A contracorriente pienso que la percepción de una corrupción galopante impresa en el IPC 2018, obedece a que hoy en México es posible descubrir y denunciar un mayor número de casos, gracias al entorno constitucional de transparencia que vigila el origen y destino de los recursos públicos, y alumbra los rincones de opacidad en donde habitan y se nutren las redes de corrupción.
Urge tener un SNA sin discapacidad y darle su lugar en la 4T. _

OPINIONES MÁS VISTAS