Dato duro

Nuevo mapa político para 2019

Juan Carlos López Aceves

El PRI ha perdido las últimas cuatro elecciones presidenciales en Tamaulipas, el PAN ha ganado tres y MORENA la de 2018. Una nueva y potente correlación de fuerzas políticas, se dibuja en la geografía electoral tamaulipeca. Es el resultado del avasallante triunfo, de Andrés Manuel López Obrador. Para quienes aspiren a una de las 22 diputaciones locales en el 2019, y piensen a invertir una parte de su fortuna, más les vale tomar en cuenta el mensaje de cambio, que 1.6 millones de ciudadanos, depositaron en las urnas.
Como nunca antes en la historia electoral de Tamaulipas, el voto anti PRI resonó con tanta potencia. Cuando Vicente Fox gana la presidencial de 2000, este voto representó el 57.65% del total de sufragios emitidos, concentrado en el PAN, y el candidato del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas. El abanderado panista ganó en 5 de los 8 Distritos Electorales.
La presidencial de 2006, incrementó notablemente el voto en contra del PRI, que representó el 72.10% de la votación total, sobre todo cruzado a favor de Felipe Calderón y, en su primera aparición, de López Obrador. El candidato blanquiazul arrasa en los 8 Distritos Electorales. Por primera vez en la historia, un candidato de izquierda se coloca en la segunda posición: Andrés Manuel supera a Roberto Madrazo, por 6,642 votos.
Hace seis años, Josefina Vázquez Mota noquea a Enrique Peña Nieto, en todos los Distritos Electorales de Tamaulipas. Y el voto contrario al PRI representó el 63.62%, del total de sufragios emitidos.
Y en la presidencial de 2018, López Obrador gana en 8 de los 9 Distritos, con la diferencia más amplia de la historia electoral moderna de Tamaulipas: más de 300 mil votos sobre el segundo lugar. La potencia del voto anti PRI, resuena con una estridencia nunca antes escuchada: el 83.96% de los votos emitidos, paran en la contabilidad de otras fuerzas políticas.
Como sucedió con Peña Nieto en el 2012, José Antonio Meade no logra ganar en ninguno de los Distritos Electorales. Y como sucedió con Roberto Madrazo en 2006, nuevamente un candidato del PRI se desploma a la tercera posición.
La aplastante victoria de López Obrador, deja secuelas inmediatas en el mapa político de Tamaulipas. Por lo pronto, MORENA releva al PRI en la mancuerna del bipartidismo: será el adversario principal del PAN en la geografía estatal.
Buscando prolongar sus efectos, dos inercias por el cambio pedirán el voto en el 2019. Una de origen local y la otra federal.
Dejando al PRI en cuidados intensivos, atropellado por las alternancias, y con un aviso de ocasión en los periódicos: Se buscan 22 candidatos para el 2019.

OPINIONES MÁS VISTAS