Reseña

Los destacados son Finalistas

Juan Gómez Junco

La lista de Finalistas es amplia, enfática, aleccionadora. También alerta, avisa, aplaude y se admira. 

Los hay pobres, medianos, ricos, riquísimos, chicos, primos, sobrinos, hermanos, gemelos, cuates, amigos y enemigos. Todos han pasado por esa gran dicha; casi todos han tenido el privilegio de gozar y el encanto de saber perder. 

Todos nos manifiestan sus ricas vivencias al ser finalista. 

Pueden compartir sus experiencias para que a otros, a los actuales, no les vaya a suceder lo mismo.

Cobrar conciencia de saber o no saber ser finalista, es una experiencia religiosa, es la compañía de la soledad, la quietud del bullicio, la excelsitud del triunfo, la grandeza de la belleza, la fealdad de lo sucio que mereció llegar lejos; muy lejos. 

No cualquiera es finalista, y no todos saben serlo. Es un privilegio aterrador, es la dicha convertida en virtud y es el premio que merece todo aquel que ha sabido actuar conforme los protocolos del futbol mexicano.

La filosofía del finalista abarca enormes irrealidades, batallas épicas, consagraciones ejemplares, sobresalientes actuaciones, narraciones increíbles, premios conductuales, actitudes humildes, maravillosas realidades. Santos y Necaxa fueron los primeros finalistas de los expectantes torneos cortos. 

Toluca se lleva la pauta. América alza la mano. Monterrey le piensa lentamente para señalarse como finalista porque han sido más amarguras que dichas las que ha vivido. Atlas, Neza, San Luis, Atlante, Tecos y Querétaro, no olvidan su fugaz presencia en esta gran fiesta.

Han gozado y han sufrido, Pachuca, Tijuana, Tigres, León, Cruz Azul, Chivas y Morelia. El contentamiento de ser finalista es único. 

La seriedad de la caída del derrotado es inconsolable. 

Desde el arranque de cualquier torneo, todos aspiran a ser Finalistas; sólo llegan dos y luego uno gana y el otro pierde. Es lo que no hemos entendido bien en la vida. 

Nada más uno es el supremo triunfante. Comprender esto con tanto afán exhibido, es crueldad. 

OPINIONES MÁS VISTAS