Malos modos

Adiós a las becas

Julio Patán

El primer encuentro de los funcionarios del Fonca y los artistas terminó en zafarrancho, al grito de —lo escucharemos muy a menudo en los próximos años— “¡Consulta verdadera!” Las quejas apuntan a que la comparecencia fue improvisada, sin atención a datos, estructuras jurídicas o propuestas viables. Muy 4T.

He hablado de mi escepticismo con los apoyos a la creación. Coincido con Antonio Ortuño, que habló de esto en El País, en que barrer de la mesa el sistema con el argumento de que es una incubadora de parásitos es injusto. Muchos creadores se la rifan trabajando para luego, en las horas que les quedan, desarrollar su obra. O sea, hacen lo que ha hecho la inmensa mayoría de los artistas de la historia: deslomarse mientras encuentran a su público. No creo que las limitadas arcas del Estado deban usarse para revertir esa situación. No creo que esa inversión se traduzca en un beneficio común importante, que es para lo que sirven los dineros públicos. Pero el asunto es de revisarse con más profundidad. La política cultural del obradorismo es muy dudosa. He hablado favorablemente de las capacidades de Alejandra Frausto, y me parece que el reflejo de canalizar recursos a las zonas realmente marginadas es positivo. Pero sabemos que en esta administración el que manda es uno, y ese uno tiende a usar los dineros discrecionalmente. ¿Alguien cree que la cultura va a ser el depósito de sus generosidades? Ni de broma. Nos dicen que el Fonca seguirá, pero el cómo probablemente le guste a muy pocos. Y es que la tentación de usar ese dinerito, con el poco que va a haber en el país, para repartirlo en pos de votos, va a ser enorme. Además, hay que pagar con esos pocos centavitos los muchos pesotes usados para el gesto simbólico de Los Pinos, que hoy, a propósito, se ven muy desmejorados.

Así que, pese a todo, mi solidaridad, amigos de la comunidad. Consejo: vayan a las siguientes mesas de diálogo, pero no incluyan la beca en sus cálculos para terminar la quincena.

***

Las formas importan. Cómo no escamarse con la prepotencia del trato a Daniel Goldin, el intento de tapar lo de la Batalla de Puebla o la ausencia en el encuentro de Mario Bellatin, titular del Fonca.

OPINIONES MÁS VISTAS