Malos modos

“El mesías tropical”: una relectura

Julio Patán

Me escribe un amigo, preocupado por las decisiones cotidianas del nuevo régimen y sobre todo por el modo avasallador en que se anuncian y ejecutan, para decirme que no sería mala idea recuperar algunas de las ideas publicadas por Krauze en los últimos años, particularmente en ese ensayo-crónica que se llama “El mesías tropical”, escrito tras una entrevista con López Obrador. Cierto. Sintomáticamente, Krauze fue una de las figuras intelectuales más atacadas durante el periodo electoral, al punto de merecer alguna caricatura en la prensa de izquierdas, y eso, en general, significa que tocaste nervio.

¿Qué vio, qué entendió Krauze? Que una de las grandes flaquezas del futuro presidente estaba en que veía al mundo con recelo. Dieciséis años antes de que Marco Rubio nos señalara como cómplices de Maduro, o sea de que la “neutralidad” frente al crimen nos confrontara a nuestros socios, Krauze ya consignaba esa frase tan costosa: “La mejor política exterior es una buena política interior”. Que los programas sociales, caso del apoyo a adultos mayores, sin apoyo en un padrón, respondían a criterios políticos e ideológicos, no y nunca técnicos o prácticos. Que su juarismo no se parecía al de Juárez: estaba muy lejos de elegir a “los mejores mexicanos” para su gabinete o de creer en la división de poderes, y que más bien, en su idea de “democracia popular”, se acercaba a un conservador como Lucas Alamán, que creía en la transmisión “directa”, no mediada por votos, de la “voluntad popular”. Que a diferencia de Cárdenas, otro de sus referentes, carecía de capacidad para rectificar, es decir, de pragmatismo: el general, en efecto, le puso rewind a muchas de sus decisiones más calamitosas. Que sus referentes, en fin, eran religiosos —esa foto con Tomás de Aquino— y autoritarios: Tomás Garrido Canabal o Carlos Madrazo, virtuoso de la concentración del poder.

Leí “El mesías” en 2003, cuando trabajaba en la revista Letras Libres, donde fue publicado originalmente. Parece que fue ayer. U hoy.

***

Krauze cuenta en su texto que en la oficina de López Obrador había varios retratos y fotos: Cárdenas, Allende, Juárez. Ahí deben seguir, salvo uno: el del Subcomandante Marcos, que le da la mano.

@juliopatan09

OPINIONES MÁS VISTAS