Malos modos

La forma esotérica de mandar

Julio Patán

Que los españoles impusieron el catolicismo “a sangre y fuego”, porque eran “fanáticos y asesinos”, y que nos exportaron una (sic) “dieta violenta”. Que trajeron “unos cerdos” y que “los mexicanos (sic) pusieron las tortillas”. Que el día de la caída de la Gran Tenochtitlan fue el primer día que “se comieron carnitas en este país”. Así pues: “Recuerda que cada vez que comas tacos de carnitas estás festejando la caída de la Gran Tenochtitlan”. Las palabras son de la mujer de teatro y promotora cultural Jesusa Rodríguez, hoy senadora, que no, no es que haya recuperado su talento para la sátira: nos revela, muy en serio, la esencia antipatriota de la maciza, símbolo de la imposición imperialista occidental contra esa comuna jipi que al parecer era el imperio mexica. El del pozole de tlaxcalteca, sí.

Se dice de Morena y sus aliados que son una mezcla de posiciones ideológicas, raigambres partidistas, sindicalismo turbio, vertientes académicas e intereses empresariales tan variopinta, que es imposible encontrar un factor aglutinante más allá de la figura del presidente. Sin regatearle un ápice al liderazgo de López Obrador, me permito disentir. Hay una constante a todos los sectores de la 4T, y es el desprecio, la indiferencia por cualquier forma de conocimiento mínimamente riguroso, lo mismo en el terreno de la historia —recuerden las interpretaciones de nuestro Presidente—, que en el de la ciencia —el “modelo cubano” de Conacyt—, que en el energético —las refinerías tronadas por principios ideológicos, el oso con las calificadoras y el “flow cash”, el papelón que hicieron las propuestas del presidente para la comisión—, que el cultural —la idea de que Marx Arriaga es más competente para el trabajo en bibliotecas que Daniel Goldin—, para no hablar de las peticiones a la madre tierra o los amuletos contra la brujería. Le podríamos llamar “la forma esotérica de gobernar”: gobernar por arte de magia, sin principio de realidad.

Eso sí: Peña no leía.

***

Hay excepciones, sin duda. Impecable Germán Martínez, titular del IMSS, con el asunto del aborto: que la institución “no resuelve entuertos celestiales, sino terrenales”, así dijo.

@juliopatan09

OPINIONES MÁS VISTAS