Sí contamos

Nuevo año para la participación ciudadana

Leonor A. Gómez Barreiro

Comienza un nuevo año que viene cargado de buenas intenciones y ánimos renovados. La sensación de iniciar algo genera ese ambiente necesario para que las cosas puedan oxigenarse o por lo menos redireccionarse. 

Ejercicio, dieta, ahorro, viajes o esa meta que quedó incumplida el año anterior, y que, quizás con más disciplina ahora sí se puede alcanzar. 

 
Transcurre el primer trimestre y los resultados no son los esperados. Tal vez el cuerpo no está listo, el tratamiento que hemos elegido no es el adecuado o, a lo mejor, los cálculos fallaron. Para el caso, poco a poco el sentimiento renovador comenzó a desgastarse. 

 
Mitad del año. El tiempo no alcanza, el dinero tampoco. El fantasma de la frustración se asoma. Con entrenar no fue suficiente, con las ganas tampoco. ¿Será el momento de desistir? ¿Soy el culpable? ¿Quizá los otros? ¿Será momento darle la bienvenida a la autocomplacencia? 

 
Último semestre. De plano no se puede. Es más ¿cuáles fueron los propósitos? Mejor dejarse llevar, fluir ante la vida, ir ligero, dicen los expertos en psicología. Total, llegará otro año. Hay que agradecer porque, sin duda, siempre se puede estar peor. 

 
Algo similar ocurre cuando hablamos de participación ciudadana y co-crear con el gobierno. Queremos resultados inmediatos, idealizamos los caminos, intuimos el significado de la articulación civil, asumimos retos, forzamos los músculos, entrenamos cuando se puede y dejamos poco tiempo para la autoevaluación. 

El resultado: otro año con grandes frustraciones, uno que otro machucado y algunas pérdidas irreparables. 

 
2019 será un año de cambios para México y en el caso de Coahuila el gobierno se prepara para iniciar una etapa de maduración que le demandará medir su capital y fuerza política. 

Las organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía en general fungen un papel clave como contrapeso; sin embargo, también será el momento de plantearse los objetivos (de preferencia, comunes y en consenso) a corto, mediano y largo plazo. 

Otro año comienza y siempre nos regala una dosis de esperanza para seguir en el camino.

OPINIONES MÁS VISTAS