Las "chicas" del padrino

El ciclo termina en Tokio

Luis Enrique Gutiérrez

Más allá de que el deporte cubano no viva sus mejores momentos o está en decadencia como me comentaron algunas personas en las redes sociales, no hay que quitarle mérito a la delegación mexicana que participa en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla 2018, toda vez que ayer ya rebasó las 100 medallas de oro (el pronóstico de las autoridades era entre 100 y 107), por lo que a falta de cuatro días de competencia terminará en lo más alto del medallero, siendo la primera ocasión desde 1966 que lo consigue con los cubanos también en participación, lo cual es un logro importante.

México cumplió e hizo buenos los pronósticos en taekwondo, clavados, ráquetbol, squash y gimnasia rítmica, lo hizo de maravilla en tiro, remo y ciclismo de pista, iba por buen camino en nado sincronizado y tiro con arco, y sorprendió gratamente en natación, donde se colgó 15 medallas áureas. En atletismo también se esperaba que ganaran entre 6 y 10 oros, y hasta el lunes ya sumaban 3. De igual manera el canotaje podía aportar algunos otros metales.

Ante estos buenos resultados, en los cuales da gusto que hay muchas caras nuevas y jóvenes subiéndose a lo más alto del podio, el paquete y el compromiso apunta en buena parte hacia las autoridades deportivas de nuestro país, pues las becas, apoyos, continuidad y seguimiento debe seguir e incluso incrementarse si es posible para entregar buenos resultados en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y desde luego en los Olímpicos de Tokio 2020.

Ojalá que en este cambio de gobierno, López Obrador entienda que el apoyo al deporte es fundamental para tener una juventud sana. Y desde luego, el alto rendimiento tampoco debe ser olvidado, ni por los gobiernos estatales ni por el federal. Hay mucho por hacer, pero los deportistas mexicanos cada día demuestran que con apoyo pueden competir ante los mejores del mundo. Enhorabuena.


luis.gutierrez@milenio.com
twitter@LuisE_Gutierrez


OPINIONES MÁS VISTAS