Ciencia y política

Automatización y registro cibernético en el estado

Luis Eugenio Todd

Buena idea para evitar trámites y simplificar procesos.

Esta semana apareció en la redes sociales un comunicado personal y frontal, en forma de video, en donde el Secretario General de Gobierno, Manuel González, describe con sencillez la implantación de un programa cibernético que tendrá, a tiempo real, todos los datos de los registros, tanto el catastral como el comercial, y un sinnúmero de dependencias del gobierno, que podrán ser consultados en forma automática y en segundos, sobre la vida administrativa y pública, digámoslo así, de los ciudadanos y los funcionarios del estado.

Para lograr lo anterior, obviamente que se está trabajando a través de la nueva visión de la cibernética aplicada a los procesos de gobierno y es el inicio de lo que pronto será la inteligencia artificial, en donde la robótica, la automatización, la suplantación de las tareas cotidianas por la informática y, sobre todo, la transparencia en los actos comerciales y los gubernamentales será pauta de progreso y, por ende, factor preventivo de la corrupción.

Abrir el gobierno y la información de todos los registros es una aventura que vale la pena aplaudir, porque Nuevo León siempre ha sido un estado visionario y pionero en diversos campos del ser y del conocer, y nuestra capacidad emprendedora de acervo educativo es bien conocida en el país y en el mundo, digámoslo sin modestia.

También esta innovación representa una disminución dramática de uno de los factores más complejos que hay en el sistema comercial y empresarial de la nación, que es latramitología, o sea la pesada carga burocrática de llenar papeles, buscar permisos y formar verdaderos pliegos petitorios y laberintos de carácter administrativo que facilitan la mordida y, en síntesis, la corrupción.

Si a lo anterior se agrega, como se señala, para el año 2020 la inclusión de la Contaduría Mayor de Hacienda, que depende del Congreso del Estado, terminaremos con tantas suspicacias, con tantas acusaciones que no son ciertas y certidumbres que no son probadas, en la relación de los poderes gubernamentales, que todos se deben al pueblo y deben trabajar por y para él.

Descartes: Pienso, luego existo… Me congratulo de que Manuel González, quien tiene una forma prudente y sobria de colaborar en el gobierno, sea el encargado de esta revolución cibernética de la administración pública.



luisetodd@yahoo.com

OPINIONES MÁS VISTAS