Ciencia y política

Rudeza innecesaria contra comercio informal

Luis Eugenio Todd

70 policías exigen documentos que no existen.



La Tesorería hizo un operativo para verificar el pago de impuestos de los pequeños negocios de ropa usada en zonas humildes de la ciudad. Lo anterior de acuerdo con un convenio con el gobierno federal. Esto es una decisión semejante a las que toma Trump en EU con los mexicanos.

Para el suscrito es difícil comprender que en el gobierno, cuyas obligaciones fundamentales son preservar la seguridad y preocuparse por aquellos que menos tienen, se hagan leyes tan absurdas y convenios que sacrifiquen a la gente humilde que vende ropa usada, o contrabandeada, y que con esos puestos semifijos logran obtener recursos para comprar comida y lo básico para su familia.

Vale la pena señalar que según el Inegi, en México, de los 45.6 millones de personas ocupadas, el 19% ganan de 1 hasta 2 mil 650 pesos mensuales; el 33.5% perciben de 2 mil 651 hasta 5 mil 301; el 21.4% ganan de 5 mil 302 a 7 mil 952; el 14.7% perciben de 7 mil 953 a 13 mil 254 y solo el 5% ganan más de 13 mil 255.

Lo aquí descrito y la actitud tolerante del estado soberano, cuyo gobernador tiene sensibilidad social por su origen, nos preocupa, porque se olvidan de sus obligaciones fundamentales, que es apoyar a los que menos tienen. ¿Por qué no hacen lo mismo con las grandes empresas que manipulan y crean asociaciones libres de impuestos y empresas perdedoras para evitar pagar impuestos y sí lo hacen con la gente pobre, que no tiene ni capacidad de defenderse? He ahí la pregunta.

Descartes: Pienso, luego existo… Como decía Flores Magón: “Qué me importa estar en contra de la ley si estoy del lado de la justicia”.

OPINIONES MÁS VISTAS