Vida cotidiana

Pierden mucho

Luis Walter Juárez

Hasta el cansancio se ha dicho que en Torreón, así como en los municipios de la región lagunera falta un sistema de drenaje pluvial, para evitar que cientos de familias pierdan sus pertenencias o hasta sus viviendas por estas lluvias, mismas que hay que decir que no se les pueden llamar atípicas, extraordinarias o como quieran llamarlas las autoridades. 


En Torreón, solamente las colonias del suroriente sufrieron los estragos de estas tormentas, las cuales prácticamente quedaron convertidas en verdaderas lagunas, en donde el agua se metió a cientos de hogares y muchas familias tuvieron que ser evacuadas. Además, los muebles de esas viviendas resultaron dañados, hubo desde camas hasta aparatos electrodomésticos que quedaron inservibles, sin contar que artículos personales, papelería y demás, fueron alcanzados y dañados por el agua.

La molestia de los afectados no se hizo esperar, de inmediato muchas personas salieron a bloquear calles o avenidas, para exigir a las autoridades su pronta intervención para sacar el líquido de sus casas. Los daños son incuantificables, además los problemas de salud que estas inundaciones representan, ya que muchos drenajes se taparon y las aguas salían por las alcantarillas o por las mismas coladeras de las casas.

En algunos sectores de Gómez Palacio, Lerdo, Madero, San Pedro y Matamoros, también se vivió la misma historia, por lo que ahora las autoridades de los diferentes municipios, deben de pensar en obras de beneficio, en obras que realmente solucionen problemas y no en obras de relumbrón.

En estos momentos hasta el gobierno del estado de Coahuila le entró al quite para ayudar a los torreonenses, ya que son muchas las colonias afectadas, necesitando las familias los diferentes apoyos, desde comida hasta artículos de limpieza, para limpiar y desinfectar sus hogares, hasta medicinas para evitar enfermedades en esta contingencia.

Lo único seguro es que pasando la temporada de lluvias, las autoridades se olvidarán de los damnificados, de los daños, baches, colectores y solamente esperarán que llegue diciembre para disfrutar de la Navidad y el Año Nuevo. 



walter.juarez@milenio.com

OPINIONES MÁS VISTAS