En la escena fiscal-corporativa

Elementos de identidad personal: Efectos civiles y consecuencias ante el IMSS de su alteración (I)

Miguel Ángel Santillana Solana

Todo ser humano tiene que ser individualizado, es decir, contar con su propia identidad para ser diferenciado en su comunidad y así poder tener sus propios derechos y obligaciones.

Esa identidad se forja con determinadas características, que pueden variar durante la vida de las personas, como su nombre y apellidos o generó, por lo que al modificarse estas, invariablemente la forma en que son reconocidas ante la sociedad es distinta.

A pesar de que un sujeto cuando cambia de nombre o género sigue siendo el mismo, esa situación la desconocen algunas autoridades. Particularmente, el IMSS no les reconoce automáticamente sus derechos a quienes se ubiquen en esta hipótesis, lo cual podría perjudicarles en su salud o patrimonio.

En virtud de ello, a continuación se da a conocer qué es el derecho a la identidad, sus elementos, algunos supuestos en la que esta puede mutar, cómo actualizar los registros del IMSS y las consecuencias de no hacerlo.

Derecho a la identidad

El artículo 4o, octavo párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que todo individuo tiene derecho a la identidad y a ser inscrito ante un registro civil de manera inmediata a su nacimiento, situación que es garantizada por el Estado.

Para distintos doctrinarios en derecho civil todas las personas físicas tiene diversos atributos: capacidad, estado civil, patrimonio, nombre, domicilio y nacionalidad.

De esto se entiende que todos los individuos tienen la prerrogativa a no ser confundidos con los demás, aun cuando exista una homonimia.

Lo anterior a efectos de que los sujetos se distingan entre ellos, porque tiene la atribución a no ser confundidos, y por consiguiente a poseer un estatus frente la sociedad y las autoridades administrativas y judiciales.

De ahí que al nacer el ser humano debe ser matriculado en el registro civil para gozar de los rasgos jurídicos propios que los caractericen frente a los demás, tales como un nombre, nacionalidad, género, fecha de nacimiento, etc., los cuales se reflejan en un acta de nacimiento.

Acta de Nacimiento

Este documento es expedido por el registro civil (tiene por objeto hacer constar mediante un sistema todos los actos vinculados con el estado civil de las personas y así tener firmeza del nacimiento, el matrimonio, la defunción y la paternidad de aquellas), y es jurídicamente válido si está expresado en sus libros.

Este documento contiene los siguientes elementos: juez que las redacta; el día, la hora y el lugar del nacimiento; el sexo del presentado; el nombre o nombre propios y los apellidos paterno y materno que le correspondan al inscrito y si este se presenta vivo o muerto (art. 58, Código Civil del DF y sus correlativos en la entidades federativas.).

Con esto los individuos pueden acreditar el parentesco general y así ejercitar ciertos derechos como la herencia o los alimentos y a ser registrado como derechohabiente ante el IMSS; y en caso de menores, los padres puedan ejercer la patria potestad sobre ellos.

CURP

Uno de los elementos principales de la identidad es el nombre, el cual además de individualizar a las personas, le da pertenencia a la familia, pues se conforma por una denominación de pila y por los apellidos (paterno y materno).

Sin embargo, se presentan casos de homonimia que pueden perjudicarlas o beneficiarlas sin causa legal. Por ejemplo, cuando un individuo es detenido por la policía auxiliar porque buscan a otro con su mismo patronímico o cuando un homónimo recibe un depósito bancario sin que sea para él.

Es por ello que existen otros componentes con los que se pueden distinguir las personas: la Clave Única de Registro de Población (CURP), que sirve para registrar en forma individual a todos los habitantes de México: nacionales y extranjeros.

Se compone de 18 dígitos alfanuméricos: 16 de ellos son la primer letra y primer vocal interna del primer apellido; primera letra del segundo apellido y del primer nombre; año, mes y día de nacimiento; género; dos letras del lugar de nacimiento; las primeras consonantes internas de cada uno de los apellidos y nombre y los dos últimos dígitos que son asignados por el Registro Nacional de la Población.

Para obtener esta cadena de identificación se debe entregar copia del acta de nacimiento, carta de naturalización o documento migratorio a la Secretaria de Gobernación.

Fuente: Revista IDC. Marzo 2018 Núm. 414 Asesor Seguridad Social. Págs. 2, 3 y 4

Twitter: M_ASantillana •  Correo: sasm_sc@hotmail.com


OPINIONES MÁS VISTAS