En pocas palabras…

Suben cuota a Nuevo Laredo

Miguel Ángel Vargas

Por costumbre o por estatus, a los regiomontanos nos encanta ir de compras a la frontera de Estados Unidos, cuando menos dos veces al año. La percepción indica que es más barato comprar ropa y perfumes en las tiendas de Laredo o McAllen, pero en realidad es cada vez menos el ahorro.

Sin embargo, para muchas familias es todo un ritual iniciar el trámite de la visa estadunidense y culmina ahorrándose unos dólares para viajar en julio o agosto, y en diciembre de nuevo tener dinero para acudir a las tiendas.

En broma he dicho que mi última voluntad será que me incineren, y depositen mis cenizas en el estacionamiento de Walmart de Laredo, y así tendré la certeza de que irán a visitarme al menos dos veces al año, mientras al panteón dudo mucho que vayan a verme.

A través de YouTube, mi amigo Francisco Cobos, corresponsal de un importante medio extranjero, dio a conocer el sobrecobro de 109 pesos en la autopista de Monterrey a Nuevo Laredo, del cual muchos no teníamos conocimiento.

Paco, que por su trabajo es un viajero frecuente, se sorprendió por las adecuaciones viales que lo llevaron a la nueva caseta de cobro, donde el despachador le dijo que el nuevo pago comenzó partir del 1 de julio.

Resulta que pusieron una nueva caseta antes de llegar a la de salida, donde el costo de la cuota era de 279 pesos, y ahora habrá que sumarle otros 109 pesos para un total de 488 pesos, que representa un poco más del 40 por ciento.

Ahora, quienes viajan a la frontera, deberán poner en su presupuesto otros 109 pesos más, que incrementarán el gasto de un viaje, el cual seguramente seguirán aceptando, pues es casi una “necesidad” ir a los iunaites para demostrar el orgullo de vivir a dos horas y media del vecino país.

Por esa razón es muy probable que seguirán pagando esa alza sin protestar, pues en este país los mexicanos somos capaces de bloquear calles o avenidas si suben un peso a las tortillas o a la leche, pero nadie dice nada cuando aumenta el costo de las carreteras a cargo de Caminos y Puentes Federales o las autopistas privadas.

Si no es por el video que subió Cobitos a las redes sociales, como muchos ciudadanos, no me habría dado cuenta del abuso, porque no se puede llamar de otra manera. Como decimos los regios: se la bañan.


miguelangel.vargas@milenio.com

OPINIONES MÁS VISTAS