Las guerras de América Latina

Visión global

Nancy Fonseca

Nancy Fonseca
/

En América Latina nos impactan las guerras al estilo primera y segunda guerra mundial, cuando nos enteramos de acontecimientos de ese tipo nos alarmamos y los vemos lejanos pues se desarrollan lejos territorialmente de nuestro continente y nos sentimos un poco aliviados y agradecidos por ese inmenso océano que pone tierra de por medio. Aunque no nos libramos de tener daños colaterales, por lo menos no tememos por ser víctimas inocentes de guerras violentas que responden a intereses políticos, económicos y de egos personales y nacionales.

Sin embargo, no podemos cantar victoria en América Latina pues desde hace ya varias décadas vivimos nuestras propias guerras.

La causa: la tremenda desigualdad que vivimos en la región

los efectos: varios.

Para mí los más alarmantes son la imperante necesidad que hace presa fácil a los jóvenes que diariamente son reclutados por la delincuencia organizada y los migrantes que tienen que salir de sus países en búsqueda de encontrar la prosperidad que sus ciudades, estados y países no pueden o no han querido ofrecerles. (Digo, “no han querido” porque a veces es falta de voluntad política por parte de los gobernantes al no tener sensibilidad sobre la importancia de estos temas y evadir el problema haciéndose como que no existe e intentando maquillar las cifras y manipular las realidades).

En esta semana se vieron sucesos lamentables que involucraron migrantes paisanos de Guanajuato que salían de Guanajuato hacia USA, muchos de ellos perdieron la vida y es que la realidad es que a pesar de ser un estado con una buena estrategia y buenos resultados en temas de inversión y exportación, las bondades del desarrollo no nos llegan a todos. Por otro lado, cuando leemos diariamente sobre homicidios en nuestro Estado, si profundizamos nos damos cuenta de que muchas de las víctimas están relacionadas a la delincuencia organizada y que ese es el triste final de los jóvenes que se ven orillados a buscar sobrevivir en ese medio, jóvenes que necesitan urgentemente ser salvados de ese destino, jóvenes que necesitan oportunidades y acompañamiento para volverse parte de la solución y no del problema de la violencia que está latente en nuestra región.

La Guerra que vivimos en LATAM no es de bombas que caen desde aviones, es de ceguera colectiva por parte de los gobernantes que no están queriendo ver y atender el problema de la desigualdad que es la causa de muchas de nuestras propias guerras que enfrentamos y que lejos de ir disminuyendo van en aumento. Las Guerras de LATAM son igual de sangrientas y dolorosas que las de otras partes del mundo, la única diferencia es que acá aun no las declaran oficiales! 

Nancy Fonseca*

@SoyNancyFonseca

* Analista Política en Derecho Internacional

OPINIONES MÁS VISTAS