Vademecum

Los medicos de la muerte

Óscar Hernández G.

La eugenesia es el intento de mejorar las especies animales utilizando cualquier método; el objetivo, en el ser humano, es “mejorar” la raza. El iniciador de la eugenesia fue Francis Galton quien era primo de Charles Darwin; Galton cambió toda la selección natural, proponiendo la “Selección Artificial”; concluyó que de padres eminentes suelen surgir hijos prominentes y sostuvo que esto tenia que ver con la naturaleza misma, y no con la crianza. Desde luego aun no se descubría el DNA. 

 
El fundador de la genética alemana, Afred Ploetz, publicó en 1895, un libro en donde escribe que el Estado tiene el derecho a eliminar a los “no aptos”. Durante la Primera Guerra Mundial se dejó morir de hambre a 140 mil pacientes psiquiátricos. El presidente de la Asociación de Psiquiatría, K. Bonhoeffer, dijo: Estamos sacrificando gente para preservar la vida de personas sanas; hemos cambiado el concepto de humanidad, corremos el riesgo de haber ido demasiado lejos.
Bajo la premisa de la “Superioridad Aria”, a la eugenesia se le sumó la eutanasia, y se exterminaba a judíos, comunistas, discapacitados, gitanos, etc. Se abrieron “Clínicas Psiquiátricas”; ahí intervinieron médicos en favor de la “Higiene racial nazi”. 

Hitler prohibió los matrimonios entre alemanes y extranjeros. La “higiene” se puso en marcha y el plan de eutanasia se llamó “Aktion T4”. Cuando Hitler ordenó eliminar a todos los discapacitados, el Dr. Karl Brandt médico traumatólogo, expropió en Berlin una residencia judía que se encontraba en la calle 4, de ahí surgió el nombre de T4. El fundamento y “sentido social” de las matanzas, provenía de las ideas del filosofo Nietzsche, quien creía en la creación de un “Súper Hombre”. Hitler adaptó estas ideas para el bien de la raza aria. 

El programa Aktion T4 fue avalado por médicos, que señalaban a las “ vidas indignas de ser vividas”; los que tenían enfermedades hereditarias eran esterilizados, no merecen vivir los esquizofrénicos, epilépticos, ciegos y sordos o con malformaciones congénitas. El Dr. Pfannmuller director de una clínica, promovía los beneficios; ahí había niños que consideraba una carga, decía a la prensa “No los asesinamos con veneno”, luego sacó a uno de los niños de 5 años de la cama, lo sostuvo como una liebre muerta y dijo: “Este va a durar unos dos días mas”. Un buen grupo de médicos participó en el programa de higiene racial, jurando obediencia al Fuhrer, principalmente psiquiatras. 

Para ellos, todas las personas que hoy tienen “Capacidades Diferentes” no merecían vivir. Así justificaban sus crímenes. 



vademecum_64@yahoo.com.mx

OPINIONES MÁS VISTAS