Nada personal

“Si @vcarrancab no puede, que renuncie”

Pablo Ruiz Meza

Víctor Antonio Carrancá Bourget retornará a la Ciudad de México para incorporarse al prestigioso despacho de abogados, posterior a su paso por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, transformada después como Fiscalía General del Estado (FGE).

Apenas el pasado 21 de junio había sido designado, por unanimidad, como vocero de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, durante la XXXIX Asamblea Plenaria, celebrada en Acapulco, Guerrero.

Carrancá Bourget quedó atrapado en las circunstancias de la violencia electoral en las pasadas elecciones locales y federales, en particular, por lo ocurrido en la Sierra Norte con el doble crimen de la candidata y regidora del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juany Maldonado y Erika Cázares, respectivamente.

El sábado 2 de junio, posterior a los acontecimientos en la región de Huachinango, la entonces candidata a la gubernatura de la coalición de “Por Puebla Al Frente”, tuiteó: “Exijo a @FiscaliaPuebla esclarecer el homicidio de Juana Maldonado y Erika Cázares. Los responsables deben ir a la cárcel. Si @vcarrancab no puede, que renuncie”.

La contienda reñida por la gubernatura obligaba a la candidata del partido gobernante (PAN) asumir una postura de esa naturaleza, porque los puntos en las preferencias electorales estaban en riesgo ante un hecho de esta naturaleza.

El señalamiento contra el fiscal: “Si @vcarrancab no puede, que renuncie”, empoderó a la entonces candidata, pero debilitó a la institución y sentenció al titular de la FGE.

Quienes conocen de sus relaciones privadas, aseguran que Carrancá Bourget tiene una “buena” relación personal con el matrimonio Moreno Valle-Alonso.

El pago de facturas resultó de alto costo por el “sacrificio” de Víctor Carrancá Bourget al abandonar la Fiscalía General, con una licencia para ausentarse del cargo por un periodo de más de 30 días y, con ello, su salida sin retorno.

Independientemente del balance que cada quien tenga del desempeño de Carrancá, al frente de la FGE, al final es un damnificado de las circunstancias político electorales en el estado.

pablo.ruiz@milenio.com

OPINIONES MÁS VISTAS