A balón parado

Un loco del futbol ¿en Paraguay?

Rafael Ocampo

Desconozco a Juan Carlos Osorio, el entrenador de la selección mexicana de futbol en el último Mundial. ¿Qué diablos hizo aceptando hacerse cargo de la selección de Paraguay?

Me lo imaginaba, como se había de alguna manera sugerido, al frente de la selección de Estados Unidos (país y futbol que conoce muy bien), o en su defecto, dirigiendo al combinado de su natal Colombia, que tanto talento acumula.

O, en el peor de los escenarios para él, como máximo responsable de algún muy buen club o equipo del continente americano o por qué no, a uno de buen nivel del futbol europeo.

Pero no a la árida Paraguay.

En todos los sentidos es tierra complicada. Esta nación no cuenta con la infraestructura de la que ha gozado el señor Osorio en sus otros trabajos… Ni con la proyección económica o presupuestal.

Sí son los paraguayos buenos futbolistas, sobre todo ordenados y esforzados… Muy buenos en la marca y a la defensiva. Escasos de talentos fuera de serie en el ataque.

El reto del colombiano será el de devolver a Paraguay a una Copa del Mundo, de la que se habían vuelto habituales… Pero entrar a un Mundial de futbol será cada vez más sencillo con el gigantismo que amenaza la calidad de este torneo. Así que ese no será un gran mérito.

Todo indica que Osorio no supo mover sus piezas y terminó perdiendo en el ajedrez que dibujó. Dudo mucho que en Paraguay vaya a ganar ni una cuarta parte de lo que ganaba en México, por ejemplo.

Puedo anticipar que la estancia del ex entrenador del equipo nacional mexicano en tierras paraguayas no será tan larga… Aunque no es mi deseo. Espero que le vaya bien, pues si algo tiene bueno es que es un tipo muy trabajador, entregado al cien por ciento a su profesión. Aunque suene a lugar común, es un verdadero loco del futbol.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo

OPINIONES MÁS VISTAS