Contragolpe

Aquella hazaña de los Charros

Raúl de la Cruz

Ahora que los Charros se ganaron el derecho para jugar la serie final voy a rescatar aquella serie que ganaron contra los Saraperos de Saltillo viniendo de abajo en 1971 en la Liga Mexicana. En ese años decidieron que era tiempo para Cananea Reyes manejara al equipo.

Los Charros recibieron a los Saraperos, manejado por Tomás Herrera tomó gran ventaja de tres juegos a cero al ganar los dos primeros en la perla tapatía y el primero en Saltillo. Parecía que el arroz ya estaba cocinado. Fue allí donde comenzó a levantarse Charros. En el juego de día el domingo 15 de agosto fue empatado a dos carreras hasta la octava entrada en que Charros anotó cuatro veces para ganar 6-3. Comenzó la magia de Cananea.

Se hizo necesario el juego por la noche del domingo y Charros ganó este partido 4-2, siendo los abridores Maximino León por Charros, que además bateó un jonrón, y Felipe Leal por Saraperos. En el cierre del noveno fue un duelo de estrategia, con Cananea Reyes llamando al zurdo Pablo Torrealba a relevar y mantuvo la ventaja de 4-2. Ahora tenían que regresar los Saraperos a Guadalajara pero solamente con ventaja de un juego, tres juegos a dos.

El martes 17 de agosto de 1971 se reanudó la Serie Final en el Tecnológico de la UdeG y los Charros vinieron de atrás ya que iban perdiendo 2-0, para ganar 3-2. Escaso de pitcheo, Cananea utilizó a su relevista Manuel Lugo como abridor y venció a Ramón Arano. Un hit del americano Bill Parlier produjo las dos carreas del empate en la cuarta entrada y un sencillo de Clemente Rosas impulsó la tercera que sería a la postre la del triunfo. Los Saraperos tenían, a su mejor carta, al cubano Andrés Ayón. Pero no fue su noche.

Por su parte, Cananea abrió con Pablo Torrealba. Charros anotó una en la primera entrada y así siguió el juego hasta el cierre de la sexta, con Torrealba ya poniendo seis ceros seguidos. En el cierre de la sexta y con uno en base vino una batalla inolvidable entre Ayón y el americano Bill Parlier. En la novena entrada, Saraperos anotó una carrera con jonrón de “Jungla” Salinas y luego llenó la casa con Gabriel Lugo al bat, representando el empate y ya con dos outs. Cananea Reyes trajo a Maximino León a relevar a Torrealba para el último out de la serie. ¡Increíble! La celebración fue en grande. A tantos años de distancia parece un sueño que bastantes aficionados disfrutaron toda la noche. ¿Se repetirá la historia?


delacruzraul@hotmail.com



OPINIONES MÁS VISTAS