Antilogía

Cien días: lo bueno, lo malo, lo feo

Ricardo Monreal Ávila

Lo bueno: la alta aprobación ciudadana del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, sin precedente en tres décadas. De hecho, se ubica entre los tres jefes de Estado con mayor aprobación en el mundo, de 31 países monitoreados (Consulta Mitofsky).

No es una popularidad producto de la publicidad (por cierto, aún no se contrata comercialmente un solo promocional y lo que está al aire es gracias al uso eficiente de tiempos oficiales), sino del anclaje del gobierno en tres niveles: programas sociales para personas adultas mayores, jóvenes y productores del campo, así como el incremento al salario mínimo en un porcentaje no visto en décadas (16 por ciento); el desmantelamiento de los símbolos del poder autoritario del antiguo régimen (desde la apertura de Los Pinos hasta la de los archivos del Cisen, pasando por la venta del avión presidencial y los traslados en vuelos comerciales) y la socialización de tres rasgos personales del liderazgo político del Presidente: “es honesto”, “muy trabajador” y “cercano a la gente”.

Hay un plan de gobierno (100 puntos) que se está aplicando contra viento y marea y, a pesar de las resistencias de los intereses afectados, se proyecta la imagen de un gobierno firme, estructurado y con rumbo. Temas como austeridad republicana, medidas anticorrupción, seguridad ciudadana, justicia transicional, desarrollo económico, igualdad de género, justicia social, rescate del campo, redirección de Pemex y CFE, migración, política exterior, Guardia Nacional y los 25 proyectos estratégicos registran algún tipo de avance. Otros, como revocación de mandato, eliminación del fuero, consultas ciudadanas vinculantes, reforma educativa y Constitución Moral esperan las reformas constitucionales y legales conducentes.

“La mañanera” es un ejercicio de comparecencia y rendición de cuentas diario, en cadena nacional. Es la nueva Hora Nacional que sí se ve, se escucha y se busca. Como lo reportó MILENIO Diario el fin de semana, las 66 mañaneras del Presidente en sus primeros cien días de gobierno, con sus más de 43 millones de reproducciones en su cuenta personal de Facebook, compiten y superan a varias estrellas del pop.

Lo malo: el riesgo de recesión y la persistencia de la inseguridad. Si bien los fundamentales de la economía no se han alterado en 100 días (inflación, déficit, superávit primario, índice de confianza, tipo de cambio, etcétera), el riesgo de la recesión aparece en el panorama económico mundial. Sin embargo, en cuanto tomen vuelo los grandes proyectos de infraestructura pública (aeropuerto de Santa Lucía, Tren Maya, Corredor Transístmico, Refinería Dos Bocas, etcétera), el crecimiento económico de 4 por ciento sería perfectamente alcanzable. Por su parte, la Guardia Nacional, los programas sociales y la creación de más empleos mejor pagados podrán reducir la incidencia delictiva y hacer posible la pacificación del país.

Lo feo: los 135 decesos por la explosión del ducto en Tlahuelilpan, y el desplome del helicóptero en el que viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, el senador Rafael Moreno Valle, y tres personas más. Sin embargo, el manejo de crisis en ambos eventos fue eficaz y oportuno, y se basó en tres acciones: información, transparencia y respuesta oportuna del gobierno.

ricardomonreala@yahoo.com.mx
@RicardoMonrealA

OPINIONES MÁS VISTAS