Columna de Roberto Arias de la Mora

Sexto Informe de Gobierno

Roberto Arias de la Mora

Los acontecimientos de este fin de semana son un buen pretexto para compartir aquellas ideas sobre “la construcción de significado en la historia” que nos obsequiara el historiador Miguel León Portilla, en ocasión de su nombramiento como Maestro Emérito de El Colegio de Jalisco durante el verano del año 2003.

En aquella ocasión, el ahora Maestro Emérito comenzó su discurso advirtiendo que “extraño sonará a algunos afirmar que el significado de un acontecer histórico es objeto de una construcción mental y no de un descubrimiento. Esto último –descubrir el significado– puede entenderse como el develamiento de algo que implícita o explícitamente pertenece al mismo acontecer. En cambio, hablar de construcción de significado lleva a suponer que el historiador, con los recursos testimoniales a su alcance, fabrica, por así decirlo, la significación que ha de atribuirse al acontecer en cuestión.” (2003:15).

En efecto, la significación simbólica del acto protocolario, de escasos seis minutos de duración, con el que el Presidente de la República, por conducto de su secretario de gobernación, cumplió con la formalidad constitucional de entregar el primero de septiembre su informe por escrito al Congreso; fue suficiente para detonar los posicionamientos políticos iniciales que, por conducto de sus respectivos líderes parlamentarios, marcarán la pauta entre los integrantes de las recién instaladas Legislaturas de las cámaras que integran el Congreso de la Unión (MILENIO JALISCO, 2 de septiembre).

Las diversas lecturas sobre el significado histórico de lo ha sido el ejercicio de la Presidencia a cargo de Enrique Peña Nieto, abarcaron un amplio abanico de conceptos y calificativos: entre los posicionamientos extremos marcados por la defensa a ultranza de las reformas estructurales aprobadas durante el sexenio (Partido Revolucionario Institucional), y la crítica más acérrima al gobierno saliente (Movimiento de Reconstrucción Nacional); podemos identificar algunos posicionamientos políticos matizados, que van desde la disposición de colaboración con el nuevo gobierno, tanto para cumplirle a los mexicanos con el cambio prometido, particularmente con las medidas económicas en torno al llamado gasolinazo (Movimiento Ciudadano), como por la oportunidad histórica de poner en práctica las ideas de izquierda (Partido de la Revolución Democrática); hasta la crítica por la mala aplicación de las reformas estructurales que fueron apoyadas al inicio de la administración de Peña Nieto (Partido Acción Nacional) (MILENIO JALISCO, 2 de septiembre). Ahora bien, usted puede revisar el Informe y otras fuentes para darse idea de lo que estos seis años significaron.

roberto.arias@coljal.edu.mx




OPINIONES MÁS VISTAS