Apuntes

La noche oscura de Francisco

Rubén Alonso

Carlo Maria Viganò (ver: https://nyti.ms/2ov4dhQ) , arzobispo, ex oficial de la Secretaría de Estado del Vaticano (1992-1998), ex secretario General de la Gubernatura de la Ciudad del Vaticano (2009-2011), ex nuncio del Vaticano en Estados Unidos (2011-2016), señalado como uno de los autores de las filtraciones que llevaron, entre otras causas, a la renuncia de Benedicto XVI al papado (Vatileaks), fue directo contra Francisco Papa: “tiene que ser el primero en dar ejemplo a los cardenales y obispos que han encubierto los abusos de [Theodore Edgar] McCarrick [ex cardenal y arzobispo emérito de Washington, señalado de abuso contra menores y seminaristas] y tiene que dimitir con todos ellos”.

El pasado 26 de agosto, Viganò publicó un “Testimonio” mientras el Papa se encontraba en Irlanda, en el Encuentro Internacional de las Familias (ver traducción del “Testimonio” en http://bit.ly/2LRmjDS). Grupos y medios de comunicación más conservadores de Estados Unidos se alinearon con Viganò, y el Episcopado de ese país, sacudido por la pederastia, se divide.

La embestida contra Francisco comenzó con sus primeras acciones al ser elegido Papa (13 de marzo de 2013) en dos frentes: combatir la corrupción reformando y transparentando las finanzas vaticanas, y afrontando directa y personalmente los casos de abusos contra menores de algunos clérigos, imponiendo “tolerancia cero”, incluidos obispos y cardenales.

La primera andanada pública contra Francisco fue por su exhortación “Amoris Lætitia” en 2016 (ver: http://bit.ly/2C8NQ46), sobre el amor humano y la familia. El cardenal estadounidense Raymond Leo Burke, junto con otros cardenales, pusieron en duda la ortodoxia del Papa, y en abril pasado, volvieron a la escena en Roma (ver: http://bit.ly/2MHi3MBy https://nyti.ms/2CcgTUE).

Mientras, en Latinoamérica, Episcopados expresan su apoyo al Papa (ver: http://bit.ly/2LV3UX6) y desde España se promueven firmas de apoyo a las reformas de Francisco (ver: http://bit.ly/2LP2pJK), la Iglesia católica entra en la fase final para comenzar el Sínodo de los Jóvenes en Roma (ver: http://bit.ly/2N9lUBD), estadounidenses piden que se suspenda ese encuentro (ver: http://bit.ly/2wADOUp).

Francisco pasa por una noche oscura, y los obispos mexicanos guardan silencio, y pareciera que hasta distancia.

Twitter: @jrubenalonsog



OPINIONES MÁS VISTAS