Scott Bauer
03.01.2016
La reputación de Ted Cruz de ser un ideólogo arrogante, duro y franco lo ha perseguido durante toda su campaña por la candidatura presidencial republicana, pero no ha impedido el ascenso del senado
Publicidad