Estado fallido

‘Buscando’…

Susana Moscatel

A estas alturas es difícil que una película nos sorprenda mucho, ¿no creen? Claro, hay maravillosas excepciones en los géneros populares, como lo fue la extraordinaria Logan con Hugh Jackman, despidiéndose de Wolverine, o por su puesto, películas como Roma de Alfonso Cuaron, donde el mundo entero descubre un México amado a través de los ojos de nuestras nanas y sus verdaderas vidas. Pero ahí estamos conscientes de que veremos algo especial. Yo no lo sabía, más allá de una muy creíble referencia, cuando me metí a ver Searching.

¿De qué trata? Es algo tan sencillo y a la vez tan complejo que lo primero que me di cuenta es qué tanto han cambiado nuestros procesos mentales cuando nos enfrentamos a todas esas pantallas y la información que contienen en nuestras vidas.

El actor John Cho (Star Trek, Harold y Kumar) interpreta a un padre cuya hija desaparece una noche. A pesar de que no hay razón para pensar lo peor y de tener una respuesta inmediata de la policía, él sabe que no puede quedarse sentado esperando. Y ahí empieza la aventura.

Casi toda la cinta está narrada a través de búsquedas y chats. De las cosas que vamos a escribir y luego no nos atrevemos a mandar. De todo lo que no sabemos y lo fácil que es encontrarlo si sabemos dónde buscar. En el caso de David Kim y su hija Margo, está el fantasma de su madre, quien murió de cáncer pocos años atrás. Amor no falta. Valor para hablar de lo que duele, sí.

¿Cómo empezar a buscar a Margo si él ni siquiera conoce a sus amigos? Ese era trabajo de su madre. Así que David tiene que iniciar una dolorosa búsqueda que empieza incluso por averiguar las claves para entrar al mundo secreto de las dos mujeres desaparecidas de su vida.

No diré más, esa es solo la premisa. Y hay que destacar con aplausos la actuación de Debra Messing, a quien la mayoría de nosotros conocíamos como Grace, por la serie Will & Grace, precisamente. Aquí ella interpreta a una detective que es tan diferente del papel de comediante que siempre le hemos visto a Debra, que sin duda debe y será reconocida por ello.

Considerando que es prácticamente una ópera prima del director Aneesh Chaganty (apréndanse ese nombre) y que la comunidad asiática ha celebrado mucho que por primera vez un protagonista de una película tenga ese origen, sin que el origen tenga nada que ver con la historia, hay muchas sorpresas que ver.

Pero sí, en unos días cuando se estrene en México, por favor no se la pierda. No solo es una lección de modernidad en cuanto a tecnología y sentimientos, sino que también es absolutamente una cinta que los conmoverá hasta los huesos. Les dije que ya empezaba la temporada de buen cine. Este es un gran inicio.

Twitter: @SusanaMoscatel

OPINIONES MÁS VISTAS