Estado fallido

De Héctor Suárez al Werevertumorro

Susana Moscatel

Cuando Comedy Central decidió hacerle un roast a don Héctor Suárez fue una noche tensa, para decir poco. Para empezar, Televisa le prohibió a la mayoría de los invitados originales aparecer en la pantalla durante el evento (algunos teniendo que cancelar de última hora). Pero lo que fue muy fuerte fue el golpe generacional. Don Héctor no se veía contento con el formato, que funciona de maravilla para aquellos que crecimos con esta agresiva y divertidísima forma de rendir tributo a nuestros héroes de la comedia, pero sin duda no es para cualquier sensibilidad.

Hace pocos días, de hecho, Héctor Suárez me platicaba que aunque a la mayoría de sus contemporáneos no les gustó, los muy jóvenes siguen acercándose a celebrar el programa, donde a través del ridículo y burlas se hacen reverencias.

Ayer me llega un extraño comunicado en el que piden que hablemos de "el primer roast de América Latina protagonizado únicamente por estrellas digitales". ¿El afortunado receptor del homenaje? El Werevertumorro.

En el boletín hablan de que "el YouTuber más famoso de México, está listo para recibir en el mundo real los elaborados y doloroso insultos de..." y proceden a nombrar a sus contemporáneos que, sin duda, son estrellas entre un sector muy joven de la población que vive en el ciberespacio.

Pero a ver, vámonos para atrás un segundo. ¿Qué no hay nadie de la generación que sí creció viendo este tipo de formato que pueda ser el elegido para recibir el siguiente? Comedy Central ya no le siguió (asumo que en parte como consecuencia de las dificultades narradas al principio de este texto) y en otros espacios casi imposible imaginar que sería posible.

Así que brincamos de Héctor Suárez directamente al Werever. No sé ustedes, pero me siento como parte de la generación perdida. También me queda más claro cada día que, por más que el medio esté evolucionando y cambiado de dirección (a una digital), los contenidos suelen ser similares. Muchas de las payasadas que veíamos en la barra cómica de Televisa (cuando todavía había opción de que existiera) ahora se ven solo por YouTube. Y hasta el momento siguen siendo buen negocio para los que pegaron bien, y primero. Pero pronto, como en todo, solo sobrevivirán los mejores. Sin duda, el Werever lo ha sido. Esta crítica no es un reflejo de lo que opinamos de su trabajo, pero tal vez deberían pensar que van demasiado rápido para su propio bien.

Quizá deberían comparar sus trayectorias con la de un enorme como lo es Héctor Suárez y hacerse esta pregunta: ¿No es un poco pronto para que se empiecen a hacer homenajes entre ellos mismos?

¡Que alguien me explique!

¿Nuestra prisa por ver a Chabelo fuera del aire? ¿No querríamos al menos ver como un niño podría cumplir 50 años al aire? ¿Qué tanto estará afectando al programa las restricciones para anunciar dulces en la televisión abierta?


@SusanaMoscatel

OPINIONES MÁS VISTAS