Guanajuarte

Trazos fantásticos: los mundos y personajes imaginarios de Andrés Fernández

Valeria Carrillo

El gran cineasta japonés Hayao Miyazaki expresó alguna vez en una de sus películas: “los límites son tres: el cielo, la imaginación y tú misma(o)”; es bueno saber que en nuestro México existen personas que no toman ninguna limitante para crear arte; en esta ocasión, me complace presentar a un artista que retrata en sus cuadros las aventuras, los personajes y los mundos que nacen en su mente.

Andrés Fernández Cervantes es un dibujante y pintor originario de la Ciudad de México, donde terminó la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anáhuac, pero actualmente reside en la ciudad de León, donde ha vivido en los últimos 19 años.

Inspirado por su abuelo, Joaquín Cervantes Bassoco, uno de los pioneros más importantes del cómic en México durante los años 50, Andrés Fernández siempre tuvo un lápiz en la mano desde niño para él mismo trazar realidades alternas en el papel.

Esto lo llevó a tomar clases de pintura con la señora que ayudaba a su abuelo a hacer las letras para sus cómics; más adelante, ganó una beca para instruirse por un año en Bellas Artes, y así su formación artística continuó en casas de cultura y con profesores particulares, siendo su abuelo uno de ellos.

Aunque sus estudios no concluyen aquí, pues el artista declaró que siempre busca desarrollar nuevas técnicas de su profesión; este año 2019 por ejemplo, ha decidido desarrollar el grabado, así como el año pasado se animó a tomar un taller de pintura japonesa.

De la misma manera, Andrés continúa desarrollando su marca “Corazonadas”, un proyecto surgido hace 10 años con su socio Jorge Mendoza, donde se hacen productos como mascadas, cojines, bolsos y demás en relación a las nuevas exposiciones artísticas que monta en su galería cada noviembre.

Las obras de Andrés Fernández son valiosas por su habilidad en técnicas pictóricas y de dibujo, todo esto con una mezcla de colores intensos que el artista disfruta:

“Me gusta mucho experimentar, de repente puedo revolver acrílico con óleo y le pongo un poco de lápiz graso con crayolas, no me limito a una técnica en particular. También ese tipo de mezclas de colores muy vivos, que inclusive tú los puedes ver en la artesanía mexicana; los mexicanos no le tenemos miedo al color, somos súper coloridos”.

Sus obras también se nutren de los temas de fantasía, surrealistas, sueños, animales raros, mundos y personajes maravillosos que demuestran los infinitos alcances de la imaginación de Andrés Fernández.

guanajuarte_milenio@hotmail.com

OPINIONES MÁS VISTAS