La columna de Yolanda Quintero

Humberto Ortiz, dos años sin ti

Yolanda Quintero

Dos años, y ninguno de tus asesinos está en la cárcel.

Ningún avance en la investigación, que al parecer algunos no están interesados en resolver. Como tu caso existen miles en México, familias en las que se dejó un hueco permanente y profundo. Muchos a quien reclamar. Gritos que se sofocan en la injusticia mexicana. Golpes contra la pared. Impunidad y corrupción que se traducen en dolor y desesperanza.

Este 1 de julio hubieras sido muy feliz. Habrías visto culminados muchos años de anhelos construidos desde tu juventud. Este país va a cambiar, como eran tus deseos y los de muchos. Te quitaron la vida y no pudiste verlo con tus ojos.

Tu larga trayectoria en organizaciones políticas de izquierda en el país, y más recientemente tu trabajo con Andrés Manuel en la construcción de redes ciudadanas, afiliaciones y creación de comités, en las manifestaciones y mítines contra la corrupción, dieron fruto. La gente se hartó y votó por el cambio. Te hubiera encantado verlo.

Tu liderazgo político aún tiene ecos: personas a las que impulsaste y motivaste se forjan ahora en posiciones importantes y siguen apreciando tu inteligencia y generosidad. Sí, así de contundente. Tu visión de largo alcance resonó en sus vidas.

El 1 de julio estuviste aquí, en esencia, en espíritu, en cada uno de los que te recordaron en ese momento, los que te extrañaron y valoraron tu esfuerzo. “Debía estar aquí, nos hace falta…”, me dijeron muchos.

Con el cambio aspiro al esclarecimiento del caso. Andrés Manuel está interesado y estoy segura que buscará hacer justicia para ti, y para los demás militantes políticos y líderes sociales, estudiantes, mujeres, hombres, niños y niñas inocentes presas de la violencia que se incrustó en nuestro país.

Se cumplen dos años y esta herida sigue abierta.

Nota: Hoy se cumplen dos años del homicidio de Humberto Ortiz, dirigente en Jalisco de Morena. Yolanda Quintero es su viuda. 

OPINIONES MÁS VISTAS