Comandante y expolicía secuestraban en Acatzingo

Los expolicías formaban parte de un grupo delictivo que también se dedicaba al robo de hidrocarburo, señaló Rosales Solís
Captura Fisdai a banda de secuestradores de Acatzingo (Agencia Enfoque)
Captura Fisdai a banda de secuestradores de Acatzingo (Agencia Enfoque)
Presidencia Municipal de Acatzingo. (Agencia Enfoque)

Josué Mota

El comandante de la Policía Municipal de Acatzingo, Felipe “N”, y una expolicía, Lucero “N”, formaban parte de una banda que, presuntamente, cometió hasta cuatro secuestros contra pobladores de dicha localidad. Además, el grupo delictivo estaría vinculado a otros delitos como el robo de combustible, informó el titular de la Fiscalía de Investigación Especializada en Delitos de Alto Impacto (Fisdai), Fernando Rosales Solís.

El funcionario estatal explicó que los otros tres integrantes de la banda son Eduardo “N”, de 24 años; Alejandro “N”, de 25 años; y Leonardo “N”, de 18 años, quienes junto con los expolicías fueron asegurados en un hotel de la capital poblana. En la detención se aseguró un conjunto de armas que incluyen una HK con mirada telescópica, una AR-15, y una pistola calibre 5.7, de las que se conocen como “mata policías”, ya que las balas pueden atravesar chalecos antibalas.

El fiscal explicó que esta banda, a la que le brindaba protección el comandante de la policía, participó en, al menos, cuatro secuestros ocurridos en las siguientes fechas: 3 de julio, 15 de julio, 29 de julio y el 22 de agosto. En estos casos, las víctimas eran ganaderos y comerciantes de la región y en todos los casos pedían 10 millones de pesos a cambio de la liberación de las víctimas, sin embargo, al final solo cobraron un millón o menos, además de vehículos, pese a que la Fisdai tomó conocimiento de los casos.

Asimismo, esta banda mantenía cautivas a sus víctimas por periodos desde uno hasta 16 días. Gracias al seguimiento de sus actividades por parte de los agentes investigadores, se solicitaron y obtuvieron órdenes de aprehensión, las cuales fueron ejecutadas el sábado pasado por la noche cuando dieron seguimiento a los integrantes de la banda por un bar y un hotel, donde los capturaron. Tras ello, los oficiales se trasladaron a Acatzingo para detener al comandante.

Rosales Solís comentó que el comandante prestó sus servicios desde 2004 a distintas policías municipales, incluso, en Los Reyes de Juárez y Palmar de Bravo. En el caso de la expolicía, habría renunciado a la corporación el mes pasado, sin embargo, habría pasado por las filas de seguridad de Tepeaca, Cuapiaxtla, Acajete y Tecamachalco.

Por último, comentó que esta banda también está involucrada en delitos como robo a camiones de transporte y de combustible.


ARP


NOTAS MÁS VISTAS