En vilo, custodia de los hijos de Mario y Giovana

Potestad. Abogado especialista calcula que el proceso puede durar hasta nueve meses; en tanto, el Ministerio Público determina que permanezcan al cuidado de la abuela paterna

Llevan a reclusorios a presuntos feminicidas de Fátima

La estabilidad de los tres hijos de los presuntos asesinos de Fátima está a la deriva, con el encarcelamiento de sus padres, los pequeños de tres, cinco y siete años permanecen con su abuela paterna, pero el proceso para que algún familiar obtenga su custodia definitiva puede durar hasta nueve meses.

En entrevista con MILENIO, Alejandro Rojas, abogado especialista en derecho familiar por la Universidad Iberoamericana, explicó que quien determinó, en primera instancia, que la custodia de los menores fuera para la abuela paterna fue el Ministerio Público.

Señaló que esta decisión la toman las autoridades con bases en un “conjunto de diligencias muy mínimas y elementales como son: pruebas psicológicas, de trabajo social... simplemente para cerciorarse que el resguardo de los niños sea el adecuado”.

Explicó que en primera instancia, el MP debió buscar a familiares o familiares alternos y como último recurso una institución que los pudiera acoger.

Detalló que “el MP tiene que resolver no atendiendo quién es la mejor opción, sino lo más rápido, es decir, viendo la mejor opción, pero deben evitar que los niños sean revictimizados.

“El Código Nacional de Procedimientos Penales establece de manera muy clara que el Miniterio Público debe determinar quién va a tener los cuidados y atenciones de los menores, esto como una medida en protección de menores y sobre todo para evitar que los niños no se encuentren en espacios que no sean acordes a su espacio familiar”, resaltó.

Posteriormente, el también especialista en derecho penal acusatorio por la Escuela Libre de Derecho agregó que la abuela materna, Marcela o cualquier otro familiar, podría solicitar la guardia y custodia, así como la visitas de los niños ante un juez.

Sin embargo, advirtió que este proceso jurídico podría llevar un tiempo de 8 a 9 meses y apuntó que “la opinión del niño de siete años no es determinante, pero será importante para vislumbrar cómo se están adaptado en esta vida con su abuela paterna”.

Respecto al argumento de Marcela, mamá de Giovana, de que la abuela materna no es la persona idónea para cuidar a sus nietos, porque encubrió a los presuntos homicidas, el especialista señaló que esta no es razón suficiente para retirarle la custodia.

Especificó que desde su opinión, solo podrían quitarle la patria potestad de los menores a la abuela paterna, en caso de que “hubiese encubierto a su hijo contra sus nietos” o en caso de que los instrumentalice para que no declaren lo que pudieron presenciar del hecho relacionado con el caso de Fátima.

“No se garantiza que la vaya a obtener la abuela materna. Quiero recalcar que no conozco la carpeta de investigación. Puede ser un proceso largo, porque realmente el juez va a tomar en consideración un conjunto de aspectos, y la abuela paterna, salvo que tenga características violentas o algo que impida ejercer su derecho como garante de los niños, tiene una gran ventaja: que desde hoy viven con ella. Ella lo que puede señalar es que mis nietos, que han sufrido esta desgracia, ahora volverlos a cambiar de domicilio sería dramático”, argumentó.

Este fin de semana, Marcela, abuela materna, informó que iniciará un litigio para recuperar a sus nietos. “Me quiero apegar a la reglas de la ley. Quiero recuperar a mis nietos”, concluyó.


Colocan espectaculares en Oaxaca con la foto de Juan Vera, presuntamente ligado con el ataque a saxofonista. (Óscar Rodríguez)

Extienden búsqueda

La Fiscalía General de Justicia de Oaxaca colocó espectaculares en las entradas y salidas de la capital oaxaqueña con el rostro del empresario y ex diputado Juan Vera Carrizal para ofrecer una recompensa de un millón de pesos para su captura, quien presuntamente está relacionado con el ataque con ácido contra una joven.

NOTAS MÁS VISTAS