Explota un ducto en Hidalgo: hay 21 muertos y 71 heridos

Ordeña masiva. Los lesionados fueron trasladados a hospitales de CdMx y del Estado de México; expertos de Pemex tardan cinco horas en sofocar el incendio.
Los servicios de emergencia comenzaron el rescate de cuerpos calcinados. (Jesús Quintanar)

Alejandro Reyes y Francisco Villeda

La explosión en una toma clandestina de combustible en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, dejó al menos 21 muertos y 71 lesionados, informó el gobernador Omar Fayad.

Casi dos horas antes de la explosión, a las 18:19 horas, las autoridades federales recibieron un reporte sobre una fuga de hidrocarburo en el ducto Tuxpan-Tula, en las inmediaciones de la localidad de San Primitivo, a 100 kilómetros de Ciudad de México.

Al lugar llegaron, según se observa en videos difundidos en redes sociales, “hordas” de pobladores que, con garrafones, cubetas e incluso tambos, corrían para llevarse el combustible que brotaba y se acumulaba en el suelo, pese a los llamados de policías y militares a que se retiraran del sitio.

Alrededor de las 18:56 horas se produjo un estallido que alcanzó a por lo menos 90 personas, de las cuales, hasta el cierre de la edición, 21 murieron calcinadas, lo que provocó la activación del Plan DNIII y la movilización de los servicios de emergencia de Hidalgo, Estado de México y Ciudad de México.

Los 71 lesionados, con diferentes grados de quemaduras, fueron trasladados inicialmente al Hospital de Tula y, una vez estabilizados, fueron enviados a los hospitales de Traumatología y Ortopedia de Lomas Verdes, en el Estado de México, y al de Magdalena de las Salinas, al de Pemex y al Infantil de Tacubaya, en Ciudad de México.

Luego de cinco horas de trabajos del Grupo de Respuesta y Atención para Manejo de Emergencias de Pemex, a las 23:54 horas se logró sofocar el incendio.

Por la noche, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que la toma clandestina fue detectada por el sistema de alerta de Pemex a las 18:19 horas, tras lo cual se avisó a personal militar, que se trasladó al lugar.

“Cuando llega personal del Ejército es una fuga sencilla, pero empezó a tomar presión y alcanzó varios metros de altura; aunque fueron los primeros en llegar, se retiraron ante la presencia amplia de la población y es cuando sucede la explosión”, detalló Durazo.

En entrevista con Alejandro Domínguez, en MILENIO Televisión, el funcionario, quien visitó la zona siniestrada junto con autoridades federales y estatales, dijo que no había ninguna posibilidad de que el Ejército contuviera a la población porque eran unos cuantos elementos frente a una multitud.

Por estos hechos, la Fiscalía General de la República abrió una carpeta de investigación, mientras que la delegación general de la fiscalía hace las pesquisas correspondientes.

Desde Aguascalientes, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el accidente, en su cuenta de Twitter, y aseguró que dio instrucciones para que se atienda a las víctimas. En su agenda de hoy no se contempla que visita la zona afectada.

A las muestras de solidaridad de sumó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, mientras la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, envió cuatro helicópteros de la SSP de Ciudad de México equipados con médicos y paramédicos y la habilitación de cinco hospitales para atender heridos.

Y ADEMÁS

EN QUERÉTARO, OTRO ESTALLIDO
Otra explosión por la ordeña de un ducto de Pemex ocurrió ayer en una zona de cultivo de la comunidad de Paso de Mata, en los límites de Querétaro con Hidalgo; no hubo víctimas.

El gobernador Francisco Domínguez informó que el incendió se controló y “no existe riesgo para la población”; en el lugar se encontró un vehículo calcinado y bajo resguardo de personal de la 17 zona militar.

Con información de: Pedro Domínguez, Estrella Álvarez, Zedrik Raziel, Ignacio Alzaga y Verónica Díaz.

NOTAS MÁS VISTAS