Desde 2011, Jesús Hernández Alcocer fue denunciado a PGR por usurpar profesión

También se advirtió de sus nexos con autoridades del Poder Judicial local y federal.

El hombre que disparó contra su esposa en restaurante Suntory. (Especial)
Rubén Mosso
Ciudad de México /

Desde 2011, la Procuraduría General de la República (PGR) tuvo conocimiento de que Jesús Hernández Alcocer, presunto asesino de la cantante Yrma Lydya, no era abogado y que utilizaba a litigantes para que se presentaran a los juicios que él entablaba.

Lo anterior se desprende de la averiguación previa PGR/UEIDCSPCAJ/CAJ/M-XI/192/2011, la cual se inició en su contra y el obispo Onésimo Cepeda por presuntamente simular un préstamo por 130 millones de dólares y de tratar de apropiarse de una valiosa colección de obras de pintores extranjeros y mexicanos.

Jesús Hernández Alcocer, feminicida de Yrma Lydya, influyente y cercano a Onésimo Cepeda

La denuncia también menciona que existían diversas indagatorias en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal por hacerse pasar como abogado y por el delito de usurpación de profesión, las cuales se ofrecieron como prueba.

También se alertaba que Jesús Hernández contaba con “innumerables relaciones en el Poder Judicial, tanto local como federal”, así como en la PGR y en la procuraduría capitalina.

“…tan en es así, que acudió junto con el Obispo a diversos restaurantes…donde ambos señalaban que ‘ya habían comprado dos de tres magistrados’…”, menciona la indagatoria.
“No importa cuánto cueste, necesito que triunfe”: publirrelacionista de Yrma Lydya cuenta cómo fue trabajar con cantante

Según la pesquisa, tanto el prelado como el supuesto abogado decían ser protegidos del extinto ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Sergio Valls Hernández, y del entonces senador Federico Döring, con quien Jesús Hernández tenía una estrecha y añeja amistad de “negocios”.

Como prueba en la indagatoria se ofreció una fotografía de un periódico de circulación nacional en la que se observa saliendo del restaurante Suntory a Onésimo Cepeda, Alejandro Luna Fandiño (hijo del magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejando Luna Ramos) y a Jesús Hernández Alcocer.

Se trata del mismo restaurante donde Jesús Hernández presuntamente privó de la vida a la cantante Yrma Lydya la semana pasada.

Al final, la PGR determinó no ejercer acción penal contra los señalados, por considerar que no se acreditaban delitos por los cuales fueron denunciados, es decir, por la simulación del préstamo, pero tampoco se dio seguimiento al tema de si era o no abogado.

Jesús Hernández Alcocer intimidaba a sus adversarios

Sin embargo, este no es el único escándalo en que se ha visto involucrado Jesús Hernández, de quien se sabe le gustaba intimidar a sus adversarios.

La abogada Jessica González Hermosillo publicó en su cuenta de Twitter que hace unos años su contraparte contrató al “abogado” Hernández Alcocer.

Narró que eran cuatro los abogados los que trabajan para defender a su cliente, dos mujeres y dos hombres, pero Hernández Alcocer solo buscó a los varones para “platicar”, a quienes citó en el Suntory.

“Llegó vestido de negro de pies a cabeza y con tirantes y corbata de color morado chillante, al llegar lo primero que hizo fue poner su arma sobre la mesa, para después amenazar hasta el cansancio.
“A raíz de ese encuentro, ambos abogados cometieron errores imperdonables en nuestra defensa. Desconozco si fue el miedo o si los compraron… Hoy soy la única que sigue apoyando a la cliente, quien está con más miedo que nunca, al saber el tipo de personaje que su ex esposo y su familia contrató para amedrentarla y obligarla a entregar a sus cuatro hijos”.

El pasado 23 de junio, Jesús Hernández, de 79 años de edad, fue detenido junto con su escolta Benjamín Hernández Mendoza, tras probablemente asesinar a su esposa, la cantante Yrma Lydya, de 21 años de edad.

Mañana, un juez de control resolverá si vincula a proceso al polémico “abogado” por el presunto delito de feminicidio.


DMZ

NOTAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.