¿Qué ha sido de Mario Aburto Martínez?

Colosio, 25 años de su asesinato

Desde su arresto en 1994, casi nada se sabe sobre Mario Aburto y pocas son las personas que han podido hablar con él para documentar su vida en la cárcel.
Mario Aburto cumple una condena de 45 años.

Milenio Digital

El 23 de marzo de 1994 un hombre disparó en la cabeza a Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del PRI, en la colonia Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California. El hombre fue detenido e identificado como Mario Aburto Martínez.

​​Desde su detención y condena a 45 años de cárcel por el asesinato de Colosio, no se sabe mucho sobre Mario Aburto y pocas son las personas que han podido hablar con él.

¿Quién es Mario Aburto?

Mario Aburto nació el 3 de octubre de 1970 en Zamora, Michoacán; tenía 23 años cuando disparó a Luis Donaldo Colosio. 

Sus padres son Rubén Aburto Cortés y María Luisa Martínez Piñones. En 1987 se fue a vivir a Tijuana, Baja California.

En 1993 trabajó en el área de mantenimiento en la maquiladora Cameros Magnéticos, donde fabricaban cintas para cassettes. Incluso fue reconocido por el IMSS por participar en un curso de seguridad e higiene del 3 al 7 de febrero de 1987, según documentos incluidos en Los expedientes secretos del caso Colosio, que reveló Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). 

Mario Aburto, 'El Caballero Águila'
Según el expediente desclasificado por MCCI, tres días después de la detención de Aburto, su novia, Graciela González Díaz, se presentó en la delegación de la PGR en Tijuana.

Graciela, de entonces 16 años, acusó en su declaración que el asesino de Colosio le contó que lo llamaban 'El Caballero Águila', que sabía manejar armas, que había vivido en Chiapas durante cuatro meses cuando se gestó el conflicto armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y que lo había llevado el “partido Cardenista”.

"En mi grupo político me llaman el 'Caballero Águila'. Ya estamos enfadados de que siempre gane el PRI", citó la joven a Mario.

Sin embargo, el 9 de septiembre de 1994 la joven confesó que Mario Aburto no le había dicho lo anterior.

"No, él no me lo dijo. No me dijo lo de las armas, lo de su partido político", dijo Graciela durante un careo.


¿Qué ha pasado con Mario Aburto?

Tras ser sentenciado a 45 años de prisión, Aburto fue ingresado en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1, ubicado en el municipio de Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

En el penal, la periodista Laura Sánchez Ley pudo hablar con Mario y escribió el libro Aburto: testimonios desde Almoloya, el infierno de hielo.

​En su libro, Sánchez Ley lo describe como un hombre aficionado a la lectura, al cine y a la pintura; incluso señaló que Mario llegó a vender obras suyas firmadas con una "M".

La periodista explicó que dentro de la prisión, Aburto continuó sus estudios hasta terminar el bachillerato y que en la cárcel desarrolló gusto por la guitarra, el ajedrez y el futbol.

Yo no lo maté, lo sabemos Dios y yo

En octubre de 2004, Aburto fue trasladado al penal de Puente Grande, ubicado en Jalisco, donde convivió con el periodista Jesús Lemus, quien escribió un libro sobre la vida diaria dentro del penal de Puente Grande que tituló Los Malditos.

​​Entre otras historias, el periodista narra en su libro que charló con Mario Aburto hasta en tres ocasiones dentro del penal y en todas le preguntó "¿Sí mataste a Colosio?"

"Si ellos dicen que tú fuiste, pues tú fuiste y no hay otra forma de decir que no. Y mientras, aquí me estoy acabando la vida por algo que ni yo estoy seguro que haya hecho", respondió Aburto a Lemus.
"Te estoy diciendo que no, esa es la verdad y lo sabemos Dios, yo y los que lo mataron que me metieron a mí esta bronca que no alcanzo a comprender. A mí me tocó pagar y todavía no sé por qué, pero sí sé que un día todo se va a aclarar y entonces todos se van a dar cuenta que por mucho estuvieron acusando a un inocente", dijo Aburto en otra ocasión al periodista.

Lemus describe en su libro a Aburto como un preso carismático. Añade que Mario ha mandado cartas a todos los presidentes desde su arresto para tratar de explicar lo que pasó, pero que no ha conseguido ser escuchado.

Profesor de primaria en la cárcel

En julio de 2012, Mario Aburto fue trasladado al penal de Huimanguillo, en Tabasco, donde en 2017 comenzó a impartir clases de primaria a otros reos.

​“Es un asesor educativo, lo hemos capacitado desde el año pasado. Ellos hacen la labor porque sí pueden permanecer dentro del penal, nosotros solamente damos la supervisión y capacitación al asesor”, dijo la directora del Instituto de Educación para Adultos de Tabasco (IEAT), Martha Osorio.

La funcionaria explicó que Aburto asesoraba a 18 reclusos y que recibía remuneración económica por su trabajo, aunque no detalló el monto.

Su faceta como profesor es lo último que se sabe sobre Mario Aburto, quien de cumplir su sentencia completa, saldría libre el 23 de marzo de 2039, cuando tendría 68 años.

RLO

NOTAS MÁS VISTAS