Matan a seis hombres durante el lunes en Jalisco

Un elemento de la Fuerza Única murió afuera de su casa, ubicada en el municipio de Zapopan
Un hombre que comía en un puesto de comida de Chulavista, en Tlajomulco, murió baleado (Cortesía)

Jorge Martínez

Un elemento de la Fuerza Única perdió la vida ayer en instalaciones de la Cruz Verde, tras ser baleado afuera de su casa, ésta ubicada en el municipio de Zapopan, pasada la media noche del lunes.

De acuerdo con reportes oficiales emitidos por la Fiscalía General del Estado, la víctima llegaba a su domicilio cuando varios sujetos lo interceptaron y le dispararon sin motivo aparente. Agonizante, el agente fue trasladado a recibir atención médica al puesto de socorros donde posteriormente perdería la vida.

El ataque al elemento estaría ligado a cuestiones personales y no al desempeño de sus funciones, informó el secretario General de Gobierno, Roberto López Lara, luego de que se diera a conocer la noticia del asesinato.

“Primero, de acuerdo a las investigaciones no es un tema relacionado a su trabajo. Él estaba franco en esos momentos, fue un hecho en particular y estamos investigando más tarde la fiscalía del estado dará un comunicado”, señaló el funcionario.

Con la muerte de este gendarme, suman siete policías asesinados en el lapso de siete días; exactamente una semana atrás cuatro de Guadalajara y 2 de Zapopan fueron atacados.

En el transcurso del lunes, cinco personas más fueron asesinadas, en ninguno de los casos se reportaron detenidos.

El primer incidente ocurrió durante los primeros minutos de este lunes en la calle Orozco y Becerra, al cruce con Aldama, en la colonia Revolución, de Guadalajara, punto donde un hombre fue balaceado.

A su arribo, paramédicos de la Cruz Verde confirmaron que el sujeto ya estaba muerto. En la escena del crimen se encontraron casquillos calibre .40 y 45, así como una pistola de utilería.

Más tarde, dos hombres fueron privados de su libertad, torturados y después abandonados en calles de la colonia San José del 15, en El Salto.

La policía acudió a las confluencias de Colorines y Ruíz Martínez, luego de recibir reportes anónimos alertando de dos personas inconscientes sobre la vía pública.

Cuando llegaron al punto se confirmó el fallecimiento de uno de los sujetos, el segundo, estaba vivo, pero mal herido, con múltiples golpes y una herida de bala en el tórax. Fue trasladado a un centro de salud en estado grave, pero no pudo dar detalles de lo acontecido. 

En otro hecho, alrededor de ocho casquillos calibre 9 milímetros, fueron encontrados en torno al cadáver de un hombre asesinado en la colonia Francisco I. Madero, en Tlaquepaque.

La víctima quedó tendida sobre la banqueta, afuera de una vivienda ubicada en la calle Paseo de los Buenos Aires, entre las calles Lucía y Lázaro Cárdenas.

Un oficial de la policía municipal comentó que se trató de “un masculino de entre 30 y 35 años, de los agresores al horario no tenemos dato alguno, pero ya la Fiscalía General del Estado se está haciendo cargo de la investigación”.

Posteriormente, un hombre que comía en un puesto de tortas ahogadas del fraccionamiento Chulavista, en Tlajomulco, murió baleado por sujetos desconocidos.

Los hechos ocurrieron pasadas las 17:00 del lunes horas en las confluencias de las calles Cerro de la Silla al cruce con Cerro de la Campana.

Empleados del negocio de comida señalaron que la víctima llegó al lugar pidiendo una torta, instantes después arribaron dos personas del sexo masculino, una de las cuales sacó de entre sus ropas un arma de fuego y le dispara en el tórax, luego escaparon en un vehículo.

Finalmente, en el municipio de Bolaños fue localizado un hombre su vida con huellas de tortura.

El cadáver estaba abandonado en el crucero que va del citado municipio a Chimaltitlan. De acuerdo con reportes emitidos por la policía de Bolaños, la víctima aparentaba 30 años de edad, estaba amarrada de pies y manos, y a simple vista se le apreciaban golpes.

SRN

NOTAS MÁS VISTAS