Mujer asesinó a su hermana en Tamaulipas; un año antes mató a su novio

La Procuraduría General de Justicia del Estado analiza el posible doble homicidio cometido por Marina, uno en 2018 y otro en 2019
Marina "N", investigada por doble asesinato.

Noel Vergara

Marina mató con un cincel a su hermana en un domicilio de Tampico,  y además, es la principal sospechosa en el asesintato de su novio hace un año, de acuerdo con la indagatoria de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

De acuerdo con la indagatoria, la mujer habría clavado dos veces un cincel en la cabeza a su hermana dentro de su domicilio.

Además, Marina es la principal y única sospechosa de la muerte de su novio Luis Alberto, quien fue asesinado en octubre del año pasado dentro de su domicilio, ubicado en la la calle Pénjamo, de la colonia Miguel Hidalgo de Ciudad Madero.

Según la información proporcionada a MILENIO, la mujer golpeó en la cabeza a su pareja con una roca hasta matarlo y además, colocó un supuesto narcomensaje junto al cuerpo.

"Ella trató de desviar las investigaciones para hacer creer que se trataba de un ajuste de cuentas", dijo uno de los agentes que realizaron su captura.


Familiares de Luis Alberto señalaron a la autoridad que el día de los hechos salió muy apurado tras recibir una llamada de Marina, tomó el carro de su hermano y se fue a toda velocidad, pero horas después lo encontraron muerto.

Agentes periciales de la PGJ señalaron que la mujer es una psicópata de muy alta peligrosidad, por lo que es sometida a estudios y existe la posibilidad de que sea excarcelada del Centro de Ejecución de Sanciones de Altamira y trasladada al hospital psiquiátrico de Tampico bajo custodia.

Grabó asesinato de su hermana

Marina y su hermana, Verónica, amenazaron a Nataly, hermana de ambas, unos días antes de que fuera asesinada.

Aunque le pidieron perdón y ella lo aceptó, las dos hermanas drogaron a Nataly y la golpearon hasta que murió desangrada. Todo, lo grabaron en video mientras escuchaban música de banda.

Según vecinos de la víctima, ella tenía miedo de sus hermanas porque "estaban locas y eran agresivas".

Nataly tenía 28 años y tras su muerte, tres menores de edad quedaron huérfanos.

NOTAS MÁS VISTAS