Conductor de Uber, uno de los detenidos por homicidio de Norberto Ronquillo

Un hombre identificado como Daniel "N" usó un automóvil registrado en la plataforma Uber para interceptar el automóvil donde iba el estudiante de la Universidad del Pedregal.
Norberto Ronquillo fue asesinado y secuestrado en el sur de la Ciudad de México. (Facebook)

Iván Ramírez

Un socio conductor de Uber fue detenido tras su presunta relación en el secuestro y asesinato de Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal.

"Se ubicó un automóvil compacto con placas de circulación P58 AGG, utilizado como servicio particular de transporte de pasajeros a través de una plataforma digital, mismo que interceptó al vehículo de la víctima (Norberto Ronquillo) el 4 de junio", dijo Omar García Harfuch, jefe de la Policía de Investigación de la PGJ.

Por estos hechos el 12 de junio se cumplimentó una orden de aprehensión por el delito de secuestro y se detuvo en Coyoacán a Daniel "N", registrado como socio conductor de Uber.

A partir de las declaraciones del detenido se identificó y detuvo en la alcaldía Miguel Hidalgo a Oscar "N", quien condujo el taxi que interceptó a Norberto Ronquillo.

El funcionario informó que Oscar "N" posiblemente se ubicó el día y la hora en la que se realizó el pago del rescate de Norberto, y en un perímetro cercano donde estaba el cuerpo del estudiante. 

Uber México informó que los hechos no ocurrieron durante un viaje en curso solicitado en esta aplicación. 

“Compartimos la pena que embarga a los familiares de Norberto Ronquillo. Desde el primer llamado de las autoridades sobre este caso, nuestro equipo especializado ha colaborado de manera exhaustiva, proporcionando toda la información que se ha solicitado, ninguna de la cual corresponde a un viaje realizado a través de la aplicación", señaló la empresa en una tarjeta enviada a MILENIO. 

Indicó confiar en las investigaciones de las autoridades y que éstas "determinen la responsabilidad de cada una de las personas bajo investigación".


irh

NOTAS MÁS VISTAS