“Nuestro alcalde sigue siendo el doctor”

REPORTAJE

Luego de que el presidente municipal electo de Gómez Farías, Chihuahua, fuera atacado a balazos el sábado, Allen Muñoz asumió el cargo en un ambiente lleno de tristeza.
El sitio del atentado. (Foto: Ariana Pérez)

José Antonio Belmont

Allen Muñoz tomó protesta ayer como alcalde de Gómez Farías, Chihuahua. Es el sustituto del doctor Blas Godínez, a quien intentaron matar en su consultorio.

Pasadas las 15:30 horas, Muñoz llegó al palacio municipal en una camioneta tipo van escoltada por dos patrullas de la policía estatal y al menos una decena de uniformados.

Lo acompañaban César y Alfredo, hermanos del doctor atacado el viernes pasado.

En el vehículo también venían regidores y dirigentes locales de Encuentro Social. Enseguida arribó otra camioneta, una Suburban, con liderazgos estatales de Morena.

Ambos partidos conformaron la coalición Juntos Haremos Historia, que impulsó la candidatura de Godínez.

La comitiva acababa de reunirse en el Congreso del estado para tratar el atentado contra su presidente municipal electo.

Minutos después hicieron lo mismo en la oficina del alcalde con autoridades salientes. El encuentro es privado, dura apenas unos minutos.

Enseguida, las autoridades entrantes, salientes y partidistas se dirigieron al salón de cabildos para la ceremonia protocolaria de toma de protesta.

Muñoz es de los últimos en salir de la que será su oficina. Afuera lo esperan familiares que lo abrazan y felicitan, aunque él se mantiene serio.

Minutos después, ya en el salón de cabildos, levantó el brazo derecho y con el izquierdo tomó una hoja en la que leyó el juramento de ley y rindió protesta como alcalde de Gómez Farías.

Los presentes aplaudieron, incluidos los hermanos del doctor que tendría que haber tomado protesta al cargo el pasado sábado y, que en cambio, permanece desde ese día en un hospital de Chihuahua.

Entonces, el nuevo presidente municipal tomó protesta a sus regidores y enseguida les dirigió unas palabras.

“Iniciamos una nueva vida en la etapa administrativa de nuestro municipio. Continuaremos con el plan de trabajo que nuestro presidente, el doctor Blas Godínez, inició y conformó en su campaña”.

En su breve mensaje, Muñoz también confió en que el doctor regresará al cargo que ganó en la elección del pasado 1 de julio con casi de 3 mil votos. Hay miedo en las nuevas autoridades de este municipio serrano, ubicado a más de tres horas y media de la capital.

Durante el fin de semana corrió la versión de que el suplente había rechazado el cargo, tras saber que a Godínez le habían dado un balazo en la cabeza.

“Por respeto a mi compañero y amigo el doctor, voy a tomar el cargo”, aseguró Muñoz, quien también es médico.

—No siente preocupación, miedo, por lo qué pasó? —se le preguntó.

—Ya, es todo lo que quiero comentar —reviró.

Pero en su equipo sí reconocieron la situación que se vive en el municipio, que estos días es de los más peligrosos del estado.

“El que no siente miedo es porque no es humano, realmente el miedo está ahí; sin embargo, es más la energía, las ganas de sacar esto adelante”, exclamó Raudel Hermosillo, quien ayer fue presentado como el que hablará por el alcalde y por la familia Godínez Ortega.

“Es un día difícil, triste, de sentimientos encontrados, el doctor es quien debería estar aquí; sin embargo, esto continúa bajo su mandato y bajo sus ideales.

“Él es nuestro presidente y seguirá siendo, hoy toma protesta su suplente, pero él sigue siendo nuestro líder”, abundó.

Los dirigentes de Morena y PES también dieron un pronunciamiento en el que le garantizaron al nuevo alcalde que no lo dejarán solo.

“Esta ceremonia sea dedicada a Blas y por lo que ha luchado, por su pueblo, y estamos seguros, tenemos toda la fe, que va a estar aquí despachando muy pronto”, dijo Juan Carlos Loera, dirigente de Morena en Chihuahua.

Entonces concluyó la ceremonia.

Apenas terminaron los aplausos y todos los presentes se acercaron a abrazar a César y Alfredo, quizá por lo ocurrido con su hermano, o tal vez porque desde noviembre no saben nada de su papá: un grupo del crimen organizado irrumpió en el mismo consultorio y se lo llevó.

NOTAS MÁS VISTAS