PGR retira cargos contra esposa de líder del PT

La Procuraduría General de la República se desistió de la acusación que presentó contra Guadalupe Rodríguez, esposa de Alberto Anaya, líder nacional del partido, y quien era sospechosa de lavado de dinero.
Alberto Anaya, líder del Partido del Trabajo (PT). (Fotografía: Javier Ríos)

Rubén Mosso

La Procuraduría General de la República se desistió de la acusación que presentó contra Guadalupe Rodríguez Martínez, esposa de Alberto Anaya, líder nacional del Partido del Trabajo.

La Representación Social de la Federación había acusado a Rodríguez Martínez y a tres colaboradores más de presunto lavado de dinero por 100 millones de pesos, recursos que supuestamente le fueron entregados por parte del gobierno de Nuevo León para los Centros de Desarrollo Infantil.

Tras conocer dicha determinación, el PT celebró y señaló que la PGR no contaba con elementos para acusar a Rodríguez Martínez, directora General de los Cendis.

“Celebramos que, al no poder configurar delito alguno por falta de elementos, el Ministerio Público se haya desistido de las causas y acusaciones en contra de Héctor Quiroz García (dirigente del PT en Aguascalientes), María Mayda Paredes, María Cristina Martínez (colaboradoras en los CENDIS), quienes fueron vinculados a proceso y también de la maestra Guadalupe Rodríguez Martínez (Directora General de los CENDIS), quien nunca estuvo vinculada a proceso”.

La PGR retiró los cargos durante una audiencia celebrada el pasado lunes en el Centro de Justicia Federal del Reclusorio Norte, en la Ciudad de México, comentaron funcionarios judiciales, porque no contaba con pruebas suficientes para sustentar su acusación; por eso solicitó el sobreseimiento.

Por su parte, el PT mencionó que la acusación de la PGR fue parte de “una estrategia de persecución política y represalia motivadas por el apoyo del PT al ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador”.

“Tras un largo proceso judicial al que fueron sometidos los compañeros, finalmente se comprobó su inocencia, nos congratulamos de la resolución final del juez federal, se hizo justicia; siempre confiamos en que el caso se resolvería a favor de los compañeros, ya que las ominosas y falsas acusaciones de malversación de recursos, lavado de dinero, hasta el absurdo señalamiento de financiamiento al terrorismo, perfilaban un caso débil, con nulo sustento, y luego de una lucha intensa en las instancias judiciales por fin la verdad salió a la luz pública”, mencionó el partido.

nerc

NOTAS MÁS VISTAS