Por tortura, despiden a 300 funcionarios en Jalisco

Tras nueve meses, mañana arranca la Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura.
Una declaración lograda de manera irregular como el uso de tortura no sirve como valor probatorio (Especial).

Elsa Martha Gutiérrez

Pese a que desde pasado 15 de marzo se publicó en el Periódico Oficial de Jalisco su creación, apenas será este miércoles cuando arranque funciones la Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura en el Estado.

Así lo anunció el Fiscal de Derechos Humanos en Jalisco, Dante Haro Reyes, quien informó que la Unidad iniciará con alrededor de 14 personas. Entre ellas, un agente del ministerio público, un secretario y un actuario; un médico y un perito psicológico; dos auxiliares, un relator y dos policías investigadores, además de un coordinador de área.

A decir del Fiscal, se avanzó en la erradicación de esta deleznable práctica, pero aún falta cambiar el chip a muchos funcionarios.
“Lo que pasa es que hay mucho personal que hay que decirlo que viene educándose con malas costumbres y que son funcionarios públicos que tienen mucho tiempo y que han aprendido la parte de realizar interrogatorios, una serie de cuestiones ya con una práctica añeja y que al final de cuentas si nosotros lo detectamos los separamos”, dijo.

No obstante, consideró que una prueba de que la tortura se ha ido erradicando en Jalisco es la disminución de las recomendaciones que emitido la Comisión Estatal y Nacional de Derechos Humanos en contra de la Fiscalía General del Estado.

Por ejemplo en 2015 fueron 10 resoluciones por cinco que hubo en 2016. Ya en 2017 se llegó a tres y en lo que va del año son tres, pero “son por hechos sucedidos en 2013 y 2014, no dudamos que al final de cuenta ahorita estén resolviendo una más que probablemente haya sido después de la llegada de un servidor que fue en septiembre del 2015”, anticipó.

En entrevista, Danto Haro Reyes, precisó que se han despedido 300 agentes por tortura, maltrato y no respeto a los derechos humanos.

“Es muy difícil manejar una capacitación y sobre todo un cambio de chip que es lo que hace falta a muchos servidores públicos. Muchos hacen bien su trabajo”, destacó.

Destacó que “por primera vez” se han capacitado casi a la totalidad de los funcionarios que conforman la FGE.

Sin embargo, falta capacitar a los elementos sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal y dejarle claro que una declaración lograda a base de golpes o de manera irregular ya no sirve como valor probatorio.
Afirmó que también dejó concluido el protocolo de actuación bajo el cual se regirá la nueva Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura en el Estado.

“Se deja el protocolo establecido de manera muy clara para que al final alineado con los estándares internacionales, Ley Estatal y General y se deja la parte que tiene que ver con la estructura que puede ser retomada sin lugar a dudas para poder convertirse como un paso más hacia lo que es la Fiscalía”, apuntó.

Actualmente entre los casos turnados por el área de Visitaduría de la Fiscalía General del Estado (FGE) y los que ha recibido la propia Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, suman alrededor de 350 casos de tortura en Jalisco.

SRN

NOTAS MÁS VISTAS