Alcaldes electos rechazan Mando Único del Estado

Política

Salamanca, Apaseo el Grande y Jerécuaro busca reintegrar sus policías
Afirman que los resultados de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado no son buenos

Laura Villafaña

Al considerar que los resultados no han sido satisfactorios, los alcaldes electos de Jerécuaro, Apaseo el Grande y Salamanca rechazan el Mando Único Estatal y buscan reintegrar a la corporación municipal.

Fue el 14 de septiembre del 2017 cuando desaparecieron las corporaciones locales de seguridad y se implementó el Mando Único Estatal en Salamanca, Jerécuaro, Coroneo y Apaseo el Alto. Tres meses después, en diciembre, se sumó Apaseo el Grande.

Esto, tras una ola de violencia que azotó en el sur del estado, donde un ataque armado que dejó la muerte de cuatro uniformados de Apaseo el Alto y una ráfaga de disparos en la comandancia de Coroneo, dos días después, habrían sido la gota que derramó el vaso.

A un año de operar bajo este modelo de seguridad, para los alcaldes electos no hay resultados, sino al contrario, la llegada de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) alteró la tranquilidad de sus habitantes, que se quejan de extorsiones por parte de los uniformados, así lo manifestó el alcalde electo de Jerécuaro, Luis Alberto Mondragón Vega.

“Hay una queja generalizada de la población que debemos tomar en cuenta, respecto al funcionamiento del Mando Único; pero no ha habido eficacia, no ha habido buenos resultados, han sido millones de pesos lo que se ha invertido y la población vive con miedo, estamos en esa parte, hemos platicado con la población y no están viendo con buenos ojos el tema del Mando Único”, apuntó.

“Una cuestión en el tema económico nos puede perjudicar a la operatividad del municipio en el ayuntamiento”, reconoció el Alcalde electo de Jerécuaro.

También Moisés Guerrero Lara, alcalde electo de Apaseo el Grande, coincidió en el tema, aunque ambos próximos munícipes reconocen que regresar las policías locales implica una inversión que impactaría a los ayuntamientos, por lo que echar abajo al Mando Único Estatal será una decisión que tomen una vez que se reúnan con el gobernador electo, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

De hecho, para evitar invertir en una corporación que partiría de cero, Guerrero Lara consideró la propuesta de una policía mixta en Apaseo el Grande, en la que intervengan policías estatales, y municipales.

“Plantearlo al Gobernador electo, si se puede una policía mixta que a lo mejor funciona, debe funcionar, porque los que vienen del Mando Único como no son del municipio no conocen ni las comunidades y con la policía de aquí se apoyaría y le da más confianza a la ciudadanía; es un pueblo todavía donde nos conocemos la mayoría”, apuntó Guerrero Lara.

Quién no dudó recuperar a la corporación de Seguridad Pública Municipal fue la alcaldesa electa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz, al señalar que se responsabiliza del municipio, una vez que concluya el convenio del Mando Único Estatal.

“Si el Mando Único tiene que estar hasta el día último de este año, debemos tener una coordinación institucional con el estado y la Federación en cuanto el convenio de Mando Único por el tiempo que queda, pero nosotros debemos trabajar ya en la integración de nuestra policía y esa tiene que entrar si es necesario a partir del primero de enero, si ya tenemos por lo menos un grupo de atención cercana”, señaló Hernández Cruz.

Con la intención de conocer su postura en torno al Mando Único Estatal, MILENIO buscó una entrevista con la alcaldesa electa de Coroneo, Araceli Pérez Granados, quien más de una ocasión se negó a dar una entrevista, mientras que su homóloga en Apaseo el Alto, Carmen Ortiz Terraza, nunca respondió a las llamadas o mensajes que se le enviaron.

NOTAS MÁS VISTAS