Alertan de “quiebra” del ISSSTE en tres meses

Sistema de salud pública

Finanzas. Los pasivos ascienden a 19 mil millones de pesos, lo que pone en riesgo su operación para julio; hay 76 denuncias por daño patrimonial al sector.
El director de Normatividad, Administración y Finanzas, Mario Zenteno, confió en que con la reingeniería obtendrán resultados en octubre. (Especial)

Silvia Arellano y Omar Brito

Para julio el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tendrá problemas para operar porque está en “quiebra financiera”, alertó el director de Normatividad, Administración y Finanzas, Mario Zenteno Santaella.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Salud del Senado, detalló que los pasivos que dejaron administraciones anteriores llegan a los 19 mil millones de pesos, de los cuales 10 mil millones se incrementaron solo en el último año.

Ello, destacó, ha dejado en quiebra al ISSSTE, y “nos faltan 22 mil millones de pesos para operar”. Advirtió que se actuará en consecuencia presentando las denuncias debidas por daño patrimonial en las finanzas del instituto.

“Esa es la quiebra financiera que tenemos y prácticamente vamos a tener problemas para operar en julio, si no hay ampliación líquida, si no nos pagan los estados lo que nos deben, las secretarías...
“Estamos operando en austeridad a todo lo que da, en el instituto pagamos alrededor de mil millones por año de pasivo. Mucho de este pasivo se hizo sin suficiencia presupuestal, o sea que hay daño patrimonial”, señaló.

Zenteno Santaella denunció que se compraron medicamentos a sobreprecio, lo cual rebasó mil por ciento del costo real. Sin embargo, dijo que pese a la mala situación en que han encontrado la institución aún es tiempo de rescatarla.

Ofreció tener resultados en la reingeniería administrativa para octubre y reconoció a los “extraordinarios” médicos y enfermeras que laboran en el ISSSTE, quienes, indicó, tienen buena relación con la dirección.

“Ya estamos actuando con la nueva ingeniería administrativa, estamos controlando el gasto, no podemos seguir en ese tenor… espero que en octubre que nos volvamos a ver podamos hacer un planteamiento muy claro de cómo se ha avanzado”, dijo.

Ayer, siete funcionarios del Issste, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del sistema de salud de Petróleos Mexicanos (Pemex) reportaron a los senadores la situación en que encontraron estas instituciones en materia financiera.

Por su parte, el subdirector de Servicios de Salud de Pemex, Rodolfo Lehman, informó que los hospitales de la empresa productiva del Estado no han recibido mantenimiento desde hace cinco años en promedio.

“Se escudan en que no había recursos y que era más fácil tomarlo del mantenimiento, pero hay equipos vitales a los que no se les ha dado en años”, señaló. También acusó la compra de medicamento de más de mil 200 millones de pesos que ya se tienen que saldar, pero que no se ha recibido.

La oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, explicó que ya se tienen 76 denuncias por daño patrimonial, 61 ante el órgano interno de control de las dependencias y 15 ante la Fiscalía respectiva.

En su turno ante los legisladores, el director de Administración del IMSS, Flavio Cienfuegos, refirió que en el primer trimestre de este año, 96 de 114 proveedores adjudicados con contratos han incumplido de alguna manera, con un monto que supera los 400 millones de pesos.

Además denunció irregularidades en la compra de guantes y suministros por un monto de 164 millones de pesos. “Tenemos hospitales abandonados y otros en rehabilitación que no han concluido trabajos”, expresó.

Jorge Óscar Espinosa, director administrativo del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas, dijo que no cuentan con un escalonamiento en instalaciones de salud, por lo que subroga el servicio en las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina.

Previo a la comparecencia, el senador Miguel Ángel Navarro, presidente de la comisión, señaló que los estados reportan pasivos en el sector que representan alrededor de 100 mil millones de pesos, y aunado a ello 90 mil plazas necesarias no tienen fuente de financiamiento.

Más de 13 millones de afiliados

El ISSTE abrió sus servicios el 1 de enero de 1960 y cuenta con 13 millones y medio de derechohabientes, de los cuales 3 millones son trabajadores en activo que laboran en 479 dependencias y 9 millones 264 mil 532 familiares de empleados burócratas.

Esta institución tiene un millón 167 mil 408 pensionados y los derechohabientes activos trabajan en 333 dependencias y entidades estatales y municipales y 142 del ámbito federal.

NOTAS MÁS VISTAS