AMLO defiende invitación a empresas para Dos Bocas, "no queremos otro Odebrecht"

Política

El Presidente dijo que las licitaciones abiertas no son necesariamente el mejor procedimiento para construir obra y que apostaron por invitación restringida para garantizar la capacidad económica.
López Obrador defendió la invitación restringida a cuatro empresas para construir la refinería en Tabasco. (Presidencia)

Jannet López Ponce

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la invitación restringida a cuatro firmas para la construcción de la refinería en Dos Bocas, y afirmó que se eligieron a partir de un estudio y han construido en promedio 150 refinerías cada una.

“Una licitación abierta puede llevar a que presente una propuesta más baja una empresa corrupta que apenas tenga el contrato éste ya pidiendo un aumento; en el segundo piso de Naucalpan había una empresa con mejores condiciones, pero la descalifican y se lo dan a OHL”, dijo.

Ayer, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, informó que en el proyecto participarán el consorcio Bechtel-Techict, el consorcio WorleyParsons-Jacobs, Technip y KBR.

El Presidente afirmó que las cuatro firmas son las "mejores del mundo" y aseguró que cada una ha construido, en promedio, unas 150 refinerías cada una y dijo que no quiere otro caso Odebrecht

“Son las mejores del mundo, las cuatro que se seleccionaron, y que fue a partir de un estudio, esas cuatro han construido en promedio 150 refinerías cada una, son las que más experiencia tienen en la construcción de refinerías, y actuamos de esa manera porque no queremos que en estas obras tan importantes, las empresas no tengan capacidad profesional, que no tengan capacidad económica, y sobretodo que no sean empresas con dimensión ética.
No queremos casos como los de Odebrecht, no queremos casos de obras que están inconclusas, que no han cumplido, y hay muchas posibilidades que en esa misma refinería trabajen empresas nacionales, pero estamos dejando la dirección de la obra a estas empresas por la experiencia, que se trata de hacer una refinería en tres años”, aseguró.

El gobierno, continuó el Presidente, apostó por la modalidad de invitación restringida, prevista en la Ley de Adquisiciones, porque buscan garantizar la capacidad económica.

“Actuamos de esa manera porque no queremos que no tengan capacidad económica o que no sean empresas con dimensión ética, no queremos casos de obras inconclusas o qué no han cumplido, por eso se cuidó esta situación”, destacó.

El Presidente aseguró que la licitación abierta no es garantía de eficiencia y que las cuatro empresas que participarán tienen experiencia de sobre en proyectos similares, incluida la más grande del mundo, con sede en la India, que construyó una refinería en tres años con 8 mil millones de dólares.

López Obrador dijo que existe la posibilidad de que en los proyectos trabajen firmas mexicanas y con mano de obra nacional.

Rocío Nahle especificó ayer que cuentan con 566 hectáreas de terreno, propiedad federal, y que ya realizan estudios topográficos y geotécnicos, entre otros.

La refinería de Dos Bocas es uno de los proyectos prioritarios de la nueva administración y también una de las grandes apuestas en infraestructura. 

Muchas veces se entregaban contratos a empresas cuyo domicilio fiscal era una casa abandonada porque ya estaban apalabrados para entregar contrato a quienes ni siquiera tenían experiencia, lo que tenían eran agarraderas, influencias, y recibían obras y por eso el tiradero de obras”, aseguró.


​OVM

NOTAS MÁS VISTAS